Menú Buscar
Artur Mas, Oriol Junqueras, Carles Puigdemont, Raül Romeva y Gerardo Pissarello han acudido a arropar a Carme Forcadell a la sede del Parlamento catalán / CG

Forcadell declara ante la juez con pinchazo popular

Escasa presencia patriótica en el paseíllo de la presidenta del Parlament, que ha acudido acompañada de Puigdemont, Junqueras y Mas

5 min

La independencia pierde fuelle. También en las calles. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha declarado en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en calidad de imputada por un supuesto delito de desobediencia. Su comparecencia ha durado 20 minutos porque solo ha respondido a las preguntas de su abogado defensor. Forcadell alega que se limitó a tramitar lo debatido en el Parlament y ha pedido al tribunal que proteja su inviolabilidad parlamentaria. 

Carme Forcadell acompañada de camino al Tribunal Constitucional

Ha asegurado ante el TSJC que no incumplió el mandato de Tribunal Constitucional al permitir que se votara la resolución aprobada el 6 de octubre de 2016, porque se limitaba a recoger lo que se había abordado y debatido en el pleno de la Cámara catalana durante el Debate de Política General.

Esa resolución defiende la autodeterminación de Cataluña, e insta al Govern a celebrar un referéndum vinculante "con una pregunta clara y de respuesta binaria", pone un límite para su celebración y crea una comisión para el seguimiento, entre otros puntos.

Forcadell ha explicado que en el Debate de Política General el presidente de la Generalitat plantea los temas cruciales del mandato y que las resoluciones del Parlament recogen posteriormente estas líneas estratégicas.

A continuación, ha prestado declaración, también como investigada, la vicepresidenta de la Mesa de la Cámara catalana, Anna Simó, que se ha pronunciado en términos parecidos.

Como es habitual en este tipo de declaraciones de dirigentes independentistas acusados de incumplir la ley y las resoluciones del Tribunal Constitucional, Forcadell ha realizado un paseíllo callejero, pero el baño de masas ha sido muy escaso. Pocas decenas de personas se han congregado ante el palacio de Justicia para arroparla y muchas menos han acudido a la sede de la Cámara catalana, de donde ha partido la comitiva.

El Govern recibe a Carme Forcadell y Anna Simó antes de acudir en el TSJC

Ésta estaba integrada por el presidente Carles Puigdemont, el vicepresidente Oriol Junqueras y los miembros del Gobierno catalán, así como del expresidente Artur Mas, las exconsejeras Irene Rigau y Joana Ortega, éstos tres últimos condenados a inhabilitación por otro caso de desobediencia: la organización de la consulta del 9N.

banderas forcadell

Banderas en la declaración de Carme Forcadell

También han acudido a dar su apoyo a Forcadell dirigentes de PDECat, ERC, CUP y CSQP, así como dirigentes municipales, entre ellos el alcalde en funciones de Barcelona, Gerardo Pissarello. Entre cánticos en favor de la independencia y el referéndum, Carme Forcadell ha llegado al TSJC, donde comparece por segunda vez ante el TSJC por haber permitido votar resoluciones soberanistas, entre ellas el apoyo a un referéndum sobre la independencia.

La magistrada Maria Eugènia Alegret la citó tras admitir una querella de la Fiscalía contra ella y contra otros tres miembros de la Mesa --Lluís Corominas, Anna Simó y Ramona Barrufet (Junts pel Sí)--, a los que luego el tribunal sumó a Joan Josep Nuet (CSQP). Esta querella de la Fiscalía se centra en una resolución del pleno del 6 de octubre de 2016, con la que estos cargos trataron "de desarrollar de manera unilateral y sin sujeción al ordenamiento constitucional el denominado 'proceso constituyente' encaminado a la creación de una futura constitución catalana y del Estado catalán independiente".

La expresidenta de la ANC y exconcejal de ERC basa su defensa en la inviolabilidad parlamentaria, la libertad de expresión y el derecho de participación en política.