Menú Buscar
Un helicóptero de ocio sobrevuela la ciudad de Barcelona / CG

Fomento cierra el espacio aéreo sobre Barcelona hasta el lunes

La medida, que coincidirá con la convocatoria del referéndum ilegal del 1-O, no afectará a los vuelos del aeropuerto de El Prat

3 min

El Ministerio de Fomento ha cerrado el espacio aéreo sobre Barcelona todo el fin de semana hasta el lunes, 2 de octubre. La Dirección General de Aviación Civil ha indicado a este medio que la medida es "habitual" en grandes eventos y que sólo afecta a los vuelos visuales, esto es, los que realizan avionetas y helicópteros.

Un portavoz de Aviación Civil ha recalcado que los vuelos de emergencia podrán operar con normalidad en el espacio restringido por Fomento. La zona aérea, que alcanza los 3.000 pies de altura, se reserva también para los aparatos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

La decisión del departamento de Íñigo de la Serna coincide con la celebración del referéndum ilegal de independencia en Cataluña, que está convocado para el domingo, 1 de octubre.

"Múltiples ocasiones"

Fomento recuerda que la medida ya se utilizó durante las Diadas de Cataluña de 2014, 2015 y 2017; los grandes premios de MotoGP en el Circuito de Barcelona-Catalunya de 2014, 2015, 2016 y 2017, y las carreras de F1 en el mismo trazado de 2012 a 2015. 

También en algunos partidos de la Champions League del FC Barcelona disputados en el Camp Nou se emitió una orden NOTAM (Notice to Airmen) similar.

"Se restringen las operaciones para determinadas operaciones", ha agregado la misma fuente.

"Se crea un corredor seguro"

Fuentes del sindicato USCA de controladores aéreos han coincidido con la explicación de Aviación Civil. La agrupación recuerda que sólo afecta a los vuelos visuales (UFR en argot aeronáutico) y que necesariamente precisa de un volumen en altitud y extensión.

"En esencia, se trata de crear un corredor seguro en el que no se puede entrar sin permiso", ha explicado un miembro del sindicato.

El movimiento no afecta al aeropuerto de El Prat porque los vuelos que aterrizan en la instalación lo hacen de dos maneras: con un sistema ILS (o de guiaje) o con radioayuda.

"En ningún caso los aviones operan de forma visual en El Prat. Eso no existe. El centro de control les asigna rumbos, y cuando se acercan a la pista se les ayuda a aterrizar en la misma", ha concluido.