Menú Buscar
Salvador Guillermo (i), director de Economía de Foment del Treball, y Valentí Pich, presidente de la comisión de Economía y Fiscalidad de la patronal presentan una batería de datos económicos que justifican el freno del 'procés' / CG

Foment del Treball aporta argumentos económicos para frenar el ‘procés’

La gran patronal catalana exige a los políticos que tengan en cuenta las consecuencias macroeconómicas tanto para Cataluña como para España y el lastre empresarial ante el 21D

6 min

Foment del Treball ha presentado este martes una batería de argumentos económicos para justificar el freno del procés. Ha detallado el lastre para el avance del crecimiento tanto para Cataluña como para España, con los consiguientes efectos en la actividad empresarial, la creación de empleo, los salarios y la ralentización de las principales fuentes de ingresos. Como el turismo o la industria.

El director de Economía de la gran patronal catalana, Salvador Guillermo, y el presidente de la comisión de Economía y Fiscalidad, Valentí Pich, han advertido de los “efectos reputacionales” de los últimos dos meses. Piden que se revierta para mantener una “excepción que queremos que perdure” en España, en palabras del primero. Es decir, que Cataluña sea un motor empresarial sin beneficiarse del efecto de capitalidad de Madrid.

Imagen de una zona con problemas

Ahora, la imagen que se ha consolidado en el exterior es que “Cataluña supone una zona con problemas”, en palabras de Pich. Los empresarios advierten de que “nadie puede darse por asegurado” la fortaleza económica de un territorio. “Hay que trabajarla”, especialmente en un contexto de cambio internacional con la irrupción de la industria 4.0, la digitalización, los efectos de la globalización y la creciente internacionalización.

Las empresas catalanas se han sumado al carro hasta la fecha. Como, por ejemplo, superar una crisis económica y pasar de que dos terceras partes de las exportaciones fueran a parar al resto de España y un tercio al resto del mundo en 1995 a las cifras actuales, las inversas. Guillermo detalla que es un dato positivo, pero con una trampa: “Nuestras cuentas con el exterior son negativas por la dependencia del petróleo, el superávit con el resto de las comunidades nos permite compensar el déficit que tenemos”.

Menos ventas

La tensión que se ha vivido desde la convocatoria del referéndum ilegalizado se ha traducido con una caída de consumo minorista. Más allá de los datos aportados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Guillermo indica que las ventas por datafono “han crecido en Cataluña en el orden del 0,8% y en el resto de España de 6,5%”.

Apunta que para explicar esta diferencia también se debe tener en cuenta el fantasma del corralito que sobrevoló la comunidad tras unas declaraciones de la CUP. Una realidad “que nunca se hubiera podido producir”, según el director de Economía, pero que propició que se usara más efectivo en Cataluña.

La gran patronal catalana también ha hecho un llamamiento a frenar el boicot a productos catalanes que se produce en España. Asegura que es “muy testimonial” y “plenamente irracional desde el punto de vista económico”, en palabras de Guillermo.

Salida de empresas

Sobre la salida de 2.724 empresas de Cataluña a 22 de noviembre, Foment del Treball manifiesta que a corto plazo “no es necesario prever que se produzcan movimientos de las sedes económicas”, según el director de Economía, aunque resulta “sintomático que cuando uno piensa en modificar la sede jurídica y fiscal puede prever a medio plazo hacer lo propio con la actividad”. Es decir, con factorías y centros de trabajo. 

Por todo ello, reclaman “sentido común” a los partidos políticos que concurren a las elecciones catalanas. Guillermo ha solicitado que estudien el impacto económico de las decisiones políticas que quieren impulsar. “Que sean conscientes de que determinadas actuaciones tienen un precio que se debe pagar”.

Continuidad de Cataluña en la UE

Asimismo, han hecho un alegato a favor de la continuidad de Cataluña dentro de la Unión Europea en respuesta al discurso antibruselas que hizo Carles Puigdemont este fin de semana. “Cuando alguien insinúa que un proyecto político supone salir del territorio comunitario supone un riesgo”, ha añadido el ejecutivo, “y las empresas están dispuestas a asumir riesgos, pero limitados”.

Los directivos de Foment del Treball han indicado que son precisamente estas incertidumbres las que han llevado a la fuga de empresas en los últimos dos meses y ha puesto en un brete la reputación de Cataluña como potencia económica internacional que piden que se revierta. “Para mantener el estado del bienestar actual se necesita una actividad económica que genere impuestos”, ha sentenciado Pich.