Menú Buscar
Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Carme Forcadell y Dolors Bassa a su llegada al Tribunal Supremo / EFE auto

La Fiscalía pide prisión incondicional para Turull, Rull, Romeva, Forcadell y Bassa

El Ministerio Público ve riesgo de fuga y reiteración delictiva de la expresidenta del Parlament y de los 'exconsellers'

23.03.2018 13:25 h.
3 min

La Fiscalía ha pedido prisión provisional incondicional para el candidato a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell y los exconsejeros autonómicos Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa ante el riesgo de fuga y de reiteración delictiva. Todos ellos, además de la dirigente de ERC Marta Rovira, que ha huido al extranjero, estaban citados este viernes a fin de practicar la vistilla para revisar su situación procesal.

Tanto Turull como Rull, Romeva y Bassa están procesados por los delitos de rebelión y malversación en la causa del procés que instruye el magistrado Pablo Llarena, mientras que a Forcadell se le atribuye únicamente delito de rebelión, de acuerdo con el auto de procesamiento del juez que ha dado a conocer antes de celebrar la comparecencia prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Ya estuvieron en la cárcel

Todos los citados este viernes, a excepción de la secretaria general de ERC, han estado previamente en situación de prisión provisional. En el caso de los exconsejeros Turull, Rull, Romeva y Bassa desde el 2 de noviembre hasta el 4 de diciembre del pasado año, cuando el juez acordó su libertad provisional sujeta al pago de una fianza de 100.000 euros.

Carme Forcadell, pasó una noche en la cárcel después de prestar declaración en sede judicial el 9 de noviembre y salió tras abonar una fianza de 150.000 euros.

Rovira no se presenta

Marta Rovira, por contra, declaró ante el juez Llarena el 19 de febrero y quedó en libertad también bajo fianza de 60.000 euros y con la única medida cautelar de comparecencias quincenales. Esta misma mañana ha comunicado por carta que no iba a acudir a la citación judicial y se marchaba al "exilio", al sentir su libertad de expresión "censurada" por unos tribunales, ha dicho, que intimidan y aplican criterios políticos.

Tanto la número dos de la formación independentista como Forcadell y Bassa anunciaron este jueves tras finalizar el fallido pleno de investidura de Jordi Turull, que dejaban su acta de diputadas para "plantar cara al chantaje judicial del Estado".