Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicesecretario de comunicación del PPC, Alberto Fernández Saltiveri / TWITTER

Fiscalía pide tres años de cárcel para un exdirigente del PPC por presunto maltrato a su pareja

El ministerio público acusa a Albert Fernández Saltiveri de coacciones, injurias, maltrato y lesiones en el ámbito de la violencia contra la mujer

4 min

La fiscalía pide tres años de cárcel para el exvicesecretario de comunicación del PP catalán Albert Fernández Saltiveri, por presuntos malos tratos a su expareja, la líder de Nuevas Generaciones de Cataluña, Irene Pardo, cuando convivían juntos, entre los años 2018 y 2019.

En el escrito de acusación, que ha avanzado el diario Ara y al que ha tenido acceso Efe, el ministerio público acusa al exdirigente del PP, que fue destituido de sus cargos orgánicos al trascender el caso, de los delitos de coacciones, injurias, maltrato y lesiones en el ámbito de la violencia contra la mujer.

Peticiones de penas

En su escrito, presentado ante el juzgado de violencia de género número 1 de Barcelona, la fiscalía pide una pena de un año por el delito de coacciones, otro por el de maltrato y un tercero por el de lesiones, así como la suspensión a Saltiveri del derecho a la tenencia de armas durante nueve años.

El ministerio público también solicita para el acusado una orden de alejamiento a un kilómetro de la denunciante y la prohibición de comunicarse con ella, así como una indemnización por las lesiones que presuntamente le causó y las secuelas que pueda haberle provocado.

Por su parte, el escrito de la acusación particular ejercida por Pardo, al que ha tenido acceso Efe, solicita seis años de prisión por los delitos de coacciones, maltrato habitual, maltrato de obra y lesiones en el ámbito de violencia sobre la mujer.

La denunciante, representada por el despacho Sagué Abogados Penalistas, también ha solicitado una indemnización y la imposición de una orden de alejamiento a un kilómetro de la víctima, así como la prohibición de comunicarse con ella.

Denuncias

Según consta en el escrito de Fiscalía, Pardo sufrió varios episodios de vejaciones, insultos y agresiones por parte del presunto autor, con quien había llegado a vivir en el mismo domicilio.

En concreto, la Fiscalía detalla que en enero de 2018 el acusado "reprendió" a su entonces pareja por haber comprado una leche que no le gustaba, tras lo que la echó de casa y la obligó a permanecer durante dos horas en el rellano, en pijama y sin llaves para entrar.

El 4 de septiembre de 2018, el acusado tiró al suelo la comida que la víctima había guardado en unas fiambreras y la obligó a limpiarlo, encerrándola en casa hasta que lo hubiera hecho, según la Fiscalía, que añade que en diciembre de 2018 la escupió e insultó por llegar tarde de una cena de amigos.

Destituido de su cargo

La fiscalía cita otros dos episodios de supuesto maltrato cuando la víctima y el acusado ya no vivían juntos: en enero de 2019 la agarró por el pelo y la arrastró cuando fue a su casa a por el perro que tenían en común y, en julio de 2019, la golpeó con el casco de la moto y la empujó contra una puerta cuando ella fue a buscar sus pertenencias.

Una vez que se hizo pública la denuncia por presuntos malos tratos, el PP abrió un expediente sancionador a Fernández Saltiveri y lo destituyó de su cargo orgánico en el partido, aunque previamente ya se le había cesado como asesor en la Diputación de Barcelona.