Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
David Madí, presidente de Companyia General d’Aigües de Catalunya / CG

La fiscalía pide el archivo parcial de la causa contra David Madí por los fondos europeos

Acepta el recurso del exdirigente de CDC, al considerar que sólo buscaba "un nuevo tipo de negocio" consistente en ofrecer a sus clientes la posibilidad de articular proyectos" para optar a las ayudas

4 min

El Ministerio Fiscal ha solicitado la revocación del auto y el archivo parcial de la causa abierta contra el empresario y ex alto cargo de Convergència (CDC) David Madí al considerar que los hechos por los que se le denuncia "no constituyen infracción penal".

En su escrito, fiscalía acepta el recurso interpuesto por Madí contra el auto del 28 de julio que acuerda la inhibición a la Fiscalía Europea del contenido del atestado elaborado por la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil.

No ve delito

El fiscal "comparte plenamente los argumentos expuestos" en el recurso de Madí, aduciendo que de la lectura y audición de la conversación que mantuvo con el consultor Joan Ferran Oliva el 20 de octubre de 2020 "no puede inferirse la existencia de ningún tipo delictivo", por lo que "no puede atribuirse la competencia a otro órgano judicial o fiscal". A su modo de ver, tan sólo se desprenden las expectativas de "un nuevo tipo de negocio consistente en ofrecer a sus clientes, como han hecho otras consultoras, la posibilidad de articular proyectos para optar a las ayudas europeas".

La pieza separada de la fiscalía apunta además que "en la fecha de la conversación, ni tan siquiera se habían transferido" los fondos europeos para la recuperación económica.

Denuncia "arbitrariedad"

Todo ello lleva a fiscalía a dar la razón a Madí, afirmando en su escrito que "no debe iniciarse una investigación penal cuando ni siquiera los hechos controvertidos constituyen delito, so pena de convertirse en una investigación prospectiva ajena a un Estado de derecho al conculcar los más elementales derechos de toda persona de no ser investigada por la mera arbitrariedad de los poderes públicos titulares de la investigación penal".

El pasado 2 de agosto, el juez Joaquín Aguirre, que investiga el denominado caso Voloh por la presunta corrupción y financiación del procés independentista, remitió a la Fiscalía Europea una conversación telefónica registrada entre David Madí y el apoderado de una consultora sobre el reparto de los 140.000 millones de euros que España recibirá de la Unión Europea como fondos de reconstrucción, cuando todavía no eran públicos. En dicha conversación, Madí apuntaba que, junto con otras personas de Foment de Treball --patronal de la cual es asesor-- se había reunido con Iván Rendondo --exjefe de gabinete del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez-- para tratar sobre esta cuestión.

"Merienda de negros"

Madí y su interlocutor en la conversación telefónica --al igual que él, también consultor de empresas-- comentaba la oportunidad de negocio que suponía asesorar a compañías interesadas en recibir ayudas de los fondos europeos a cambio de una comisión: "El negocio yo creo que está en un fee discreto para ayudarlos a presentar proyectos" explicaba Madí. Y apostillaba: "Eso será una merienda de negros"