Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la intervención policial en un colegio electoral el 1 de octubre, día del referéndum ilegal en Cataluña / EP

La Fiscalía cita a declarar a policías locales por "desobediencia" el 1-O

'Crónica Global' accede a las primeras denuncias contra comisarías municipales por desacatar las órdenes del ministerio público

7 min

La actuación desigual que tuvieron los distintos cuerpos policiales durante la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre hizo aflorar la desconfianza entre el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), la Guardia Civil y algunos de sus compañeros de los Mossos d’Esquadra y de la Policía Local.

Un mes después del 1-O y tras la destitución del mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, la toma del control por parte del Ministerio del Interior de las fuerzas de seguridad autonómicas ha motivado la interposición de las primeras denuncias por “prevaricación, desobediencia e inacción” contra diversas Jefaturas de Policías Locales del Maresme y el Baix Llobregat. Se esperan nuevas denuncias en los próximos días.

Crónica Global ha tenido acceso a estas citaciones de la Fiscalía Provincial de Barcelona donde, por petición de las fuentes, se ha eliminado el nombre de la persona citada a declarar así como la procedencia de las denuncias.

La citación de la Fiscalía para que el jefe de la Policía Local de una comisaría del Maresme vaya a declarar por presuntos delitos de "prevaricación y desobediencia"

La citación de la Fiscalía para que el jefe de la Policía Local de una comisaría del Maresme vaya a declarar por presuntos delitos de "prevaricación y desobediencia"

No acatar las órdenes de la Fiscalía

El motivo de dichas denuncias sería presuntamente no acatar las órdenes de la Fiscalía General de Cataluña y del Tribunal Constitucional en relación a la operación del 1 de octubre.

Se denuncia que, aunque la Policía Local quedara a disposición de los Mossos d'Esquadra, el hecho “no invalida la orden de Fiscalía donde requería a las policías locales para que intervinieran todos aquellos efectos relacionados con el referéndum ilegal del 1-O, por lo que se sobreentiende que ambas circulares (la de Fiscalía y la del TC) estaban en vigor el 1-O”.

En este caso, consideran que muchos de los agentes locales llevaron a cabo “interpretaciones sesgadas” y cumplieron “órdenes verbales de no actuar durante la celebración del referéndum del 1-O” por parte de los jefes del cuerpo. En las investigaciones llevadas a cabo que han motivado las denuncias se menciona la presencia en los briefings de servicio del día de estos jefes, cuando normalmente se deja en manos de los sargentos o cabos que trabajan ese día.

Pasividad en la retirada de carteles

Otra de las acusaciones hacia el cuerpo local tiene que ver con su actuación ante la propaganda de la consulta. “La pasividad durante los días previos a la celebración del 1-O que se reflejó en la pasividad para retirar carteles o pancartas”, explican en sus denuncias. Tampoco se evitó "la celebración de convocatorias de diferentes partidos y asociaciones a favor de la independencia".

Entre las actuaciones que contravenían las órdenes de la Fiscalía y el TC, como las “publicaciones en las webs de los ayuntamientos” con información sobre dónde se podía ir a votar”, también se esgrime que la Policía Local actuó “sin conformidad a las referidas órdenes”.

Sin atender los requerimientos ciudadanos

Las investigaciones previas a estas denuncias que empiezan a producirse también contemplan el hecho de que en algunas comisarías “no se atendieron requerimientos de ciudadanos que acudieron a las comisarías de policías locales para denunciar que se estaban produciendo votaciones”.

Las denuncias sostienen que “en algún caso fueron remitidos a los Mossos d’Esquadra cuando las órdenes de la Fiscalía facultaban también a los agentes municipales para levantar actas de las manifestaciones de los ciudadanos a este respecto”.

En la misma línea, también se acusa a miembros de este cuerpo de “no activar los protocolos de comunicación entre cuerpos policiales” tal y como sucedió en un caso concreto donde un ciudadano denunció ante un agente local, según consta en diligencias, la celebración de un acto a favor del referéndum, pero ni este cuerpo ni el de los Mossos decidieron colaborar en la intervención después de que el agente lo transmitiera a sus superiores.

Agentes locales estudian denunciar a sus jefaturas

En la denuncia publicada en este medio se cita a declarar el próximo miércoles al jefe de Policía Local de una comisaría del Maresme por “prevaricación y desobediencia”. En este municipio en concreto, el referéndum ilegal se desarrolló sin altercados, y ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil hicieron acto de presencia.

Además, las fuentes explican que agentes y mandos intermedios de las distintas Policías Locales estarían valorando en firme denunciar a sus respectivas jefaturas por incumplir las órdenes de Fiscalía y del Tribunal Constitucional en “connivencia con los Mossos”. Según relatan, en algunas de estas Jefaturas, los jefes de las Policías asignaron a "agentes pro constitucionalistas" en "diferentes puntos estáticos para su control absoluto y evitar que pudieran intervenir en algún colegio electoral" donde las votaciones se estaban llevando a cabo con total normalidad.