Menú Buscar
El expresidente balear Jaume Matas / EFE

La Fiscalía pide cinco años de cárcel para Matas por gratificar a la empresa que financió al PP

Anticorrupción lo acusa de favorecer a la compañía Over Marketing, en la ramificación de la trama Gürtel en baleares

Esther Ballesteros
7 min

La Fiscalía Anticorrupción ya ha puesto sobre la mesa su escrito de acusación por la que desde el principio es considerada la ramificación de la trama Gürtel en Baleares. Y lo ha hecho con una solicitud de hasta cinco años de prisión para el expresidente del Gobierno autonómico y exministro Jaume Matas por, presuntamente, haber favorecido, durante su último mandato, la adjudicación irregular de contratos a la empresa Over Marketing, que a su vez se encargó de financiar en negro parte de las campañas electorales del PP balear de 2003 y 2007.

No es la única petición de cárcel que efectúa el Ministerio Público. La acusación, mediante un escrito al que ha tenido acceso Crónica Global, reclama otros cinco años de privación de libertad para quien fuera delegado del Gobierno en las islas, conseller de Interior y presidente del PP de Palma, José María Rodríguez. Éste se habría encargado de canalizar el cobro de los fondos que percibió el partido de forma opaca al fisco.

Pieza del 'caso Palma Arena'

Los delitos por los que Anticorrupción pide que se sienten en el banquillo son los de malversación en concurso con prevaricación, falsedad en documento público y fraude a la Administración. Los fiscales Pedro Horrach y Laura Pellón también solicitan nueve años de inhabilitación para ambos.

En concreto, las pesquisas se enmarcan en la pieza separada 27 del conocido como caso Palma Arena, cuya complejidad llevó al juez José Castro a dividir la causa en hasta 28 flecos. Varios de ellos ya han sido juzgados y entre los mismos se encuentra el caso Nóos, que durante seis meses --entre enero y junio del pasado año-- sentó en el banquillo a la Infanta Cristina, a su marido, Iñaki Urdangarin, y a otros 15 acusados y cuya sentencia saldrá a la luz en próximas semanas.

181.031 euros abonados en negro

En la causa que la Fiscalía acaba de calificar, la acusación relata de forma pormenorizada cómo las empresas de este grupo desarrollaron servicios de creatividad y promoción para la campaña del PP de 2007, tanto al Parlament balear como al Consell de Mallorca, que ascendieron a 216.790 euros. De estos, hasta 181.031 fueron abonados en negro "mediante sistemas desconocidos", tal y como aseveran los fiscales.

Anticorrupción precisa que, durante 2007, la formación no declaró ninguna de las operaciones que llevó a cabo con Over, liderado por el también acusado y principal arrepentido de estos hechos, Daniel Mercado --quien se enfrenta, por su parte, a una petición de un año de cárcel--, mientras que algunas de las mercantiles del grupo comunicaron únicamente una pequeña fracción de las ventas efectuadas al PP.

Intervención del cuñado de Matas

Tal y como reconoció Mercado en una de sus declaraciones ante Castro, el extesorero del PP y a su vez cuñado de Matas, Fernando Areal, era quien establecía los pagos en dinero A y B. De hecho, la Fiscalía subraya que Areal actuó siguiendo órdenes de Matas y Rodríguez, conseller de Interior en esa fecha.

Se trata de unos hechos que, advierten los representantes del Ministerio Público, no constituyen acontecimientos aislados, al tratarse de una reproducción de la operativa que desarrolló el partido en la campaña de abril de 2003 y que, a tenor del tiempo transcurrido, se encuentran prescritos, pero "resultan imprescindibles referenciar ya que son el origen y razón de ser" de los relativos a 2007.

Contratos adjudicados 'a dedo'

De hecho, la Fiscalía señala cómo ya en 2003 el dueño de Over pactó con Matas poder cobrar en B parte de los gastos de sendas campañas electorales. Según declaró el propio Mercado, el dinero que su empresa no percibiera finalmente sería compensado con adjudicaciones del Govern.

En ejecución de este plan, Rodríguez acordó con Mercado que desde la Conselleria de Interior se le abonarían 20.880 euros para cubrir los gastos por los servicios de publicidad y comunicación en que había incurrido su grupo empresarial en la campaña electoral de 2003. La cantidad fue fraccionada en dos pagos para que los servicios a los que aparentemente respondían pudiesen ser adjudicados de forma directa y sin concurso.

"Matas dirigía de forma personal la campaña"

"En 2003, era Matas quien dirigía de forma personal la campaña electoral y Rodríguez, quien supervisaba y, en su caso, aceptaba los presupuestos que presentaba Mercado, y quien decidía junto a Areal si se abonaban de forma oficial o de manera opaca (en negro), con conocimiento y aprobación del primero", asevera de forma tajante Anticorrupción.

La Fiscalía también dirige sus acusaciones contra la entonces secretaria general técnica de la Conselleria de Interior, María Luisa de Miguel, quien habría intervenido en la tramitación de los dos contratos adjudicados de forma directa a Over. Horrach y Pellón también reclaman para ella cinco años de prisión.