Menú Buscar
Alcaldes independentistas en el homenaje a Puigdemont en Bruselas / CG

La Fiscalía archiva la investigación del homenaje de los alcaldes a Puigdemont en Bruselas

El ministerio público no ve indicios de que el viaje, la estancia o el alquiler del local se pagase con fondos de los ayuntamientos

3 min

La Fiscalía Superior de Cataluña ha archivado las diligencias de investigación de un acto de 167 alcaldes catalanes en Bruselas para apoyar al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont celebrado el 7 de noviembre de 2017. Puigdemont había huido días antes a la capital belga para escapar de la acción de la justicia tras aprobar la declaración unilateral de independencia.

En un escrito fechado el 3 de septiembre, el fiscal José Joaquín Pérez de Gregorio considera que no hay indicios de que los gastos del viaje, estancia y alquiler del local que acogió el acto de los alcaldes "procedieran, ni en todo ni en parte, de fondos públicos de sus respectivos consistorios".

Más de 75.000 euros

El viaje y el acto fueron organizados por la Associació de Municipis per la Independència (AMI) y la Associació Catalana de Municipis (ACM), con un coste de 63.870 y 13.322 euros, respectivamente, según indicó la ACM al ministerio público.

Ante las sospechas generadas, la Fiscalía inició una investigación para comprobar se había utilizado fondos públicos para financiar los desplazamientos y el acto.

Contradicciones

Los alcaldes viajaron a la capital belga en un vuelo chárter. Tras su regreso a Barcelona, los organizadores aseguraron que cada edil había pagado "de su bolsillo" los costes del viaje, aunque la alcaldesa de la Garriga, Meritxell Budó, afirmó que los costes de su desplazamiento los pagaría el ayuntamiento. La edil alegó que ella estaba en Bruselas en representación de su municipio, en un acto "institucional".

El actual consejero de Interior y entonces alcalde de Premiá de Mar, Miquel Buch, precisó que el alquiler de la sala en la que se realizó el evento, fue costeado por los eurodiputados. Sin embargo, el eurodiputado de ERC Josep Maria Terricabras desmintió este extremo: "Francamente, no soy su gerente y mire que es la pregunta marxista. ¿Quién paga esto? ¿Cómo voy a pagar yo? Aparte que nuestro presupuesto europeo está muy controlado".