Menú Buscar
Constantí Serrallonga, nuevo director general de Fira Barcelona.

Fira Barcelona elige a un ‘convergente’ para sustituir a Agustín Cordón

El consejo de administración nombra a Constantí Serrallonga por unanimidad como nuevo director general

4 min

La intención de poner al frente de Fira Barcelona a un perfil muy técnico como sustituto de Agustín Cordón se quedó este martes en agua de borrajas. Finalmente, el consejo de administración de la institución optó por dar cobijo a un ejecutivo de la órbita de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Constantí Serrallonga, que espera que dé continuidad al proyecto.

La elección se hizo por unanimidad, aunque en el consejo no estuvieron presentes ni Carles Vilarrubí ni Jordi Clos. El presidente del consejo, Josep Lluís Bonet, remarcó en un comunicado el “perfil tanto profesional como personal” de su nuevo número dos. Más allá de la versión oficial, su elección supone un pulso a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Gerente de Xavier Trias

La líder de BComú fue quien despidió a Serrallonga de su última ocupación por falta de sintonía con la nueva etapa política en el consistorio. El nuevo director general de la institución ferial ocupó la gerencia del Ayuntamiento de Barcelona durante el mandato de Xavier Trias, desde junio de 2011 a junio de 2015.

No es el único cargo político de su amplia trayectoria profesional. También fue consejero delegado de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) entre 1998 y septiembre de 2002. En el sector privado, desempeñó varios cargos ejecutivos en el Hospital General de Manresa entre 1989 y 2002, y en el operador logístico internacional Tradisa (2008–2011).

Tranquilidad al empresariado

Serrallonga da tranquilidad al empresariado de la capital catalana, que prevé que la dirección de la institución de promoción económica se mantenga inalterada. Pero su perfil político es a la vez una de sus principales fortalezas y debilidades, blanco de las críticas que no se han hecho esperar.

El consejo de Fira Barcelona intentó en el momento en el que Cordón comunicó oficialmente su marcha al Grupo Zeta una solución interna. Los dos candidatos a los que se les propuso formalmente se negaron a asumir el reto. Fue en ese momento cuando entró en juego el consejero de la institución y responsable de la principal compañía de headhunters de España, Luis Conde, de Seeliger y Conde.

Su mano, finalmente, también ha sido limitada. Los dos principales padrinos de Serrallonga en su nueva etapa fueron el propio Trias, que mantiene unas relaciones excelentes con la cúpula de la institución ferial, y el actual consejero de Empresa, Felip Puig.

Conocimiento de la institución

Su etapa en la gerencia del Ayuntamiento de Barcelona propició que conociera muy de primera mano tanto las tripas de la institución como de las empresas asociadas. Fue consejero de la sociedad que se encargó de la construcción y financiación del recinto de Gran Vía, Fira 2000, y del comité ejecutivo de la niña de los ojos de la institución, la Fundación Mobile World Capital Barcelona (MWCB).

Las relaciones con el empresariado catalán son buenas al formar parte del consejo asesor de la patronal de las grandes empresas, Foment del Treball.

Las mejorables son las que mantiene con el gobierno de la ciudad, en un momento en el que Fira está en máximos de facturación y Colau es la presidenta de su consejo general. De nuevo, continuismo con su predecesor en el cargo.