Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Gonzàlez-Cambray, consejero catalán de Educación, en el Parlament / EP

Finaliza sin acuerdo la reunión entre sindicatos y Cambray por el calendario escolar

El conseller de Educación defiende el avance del curso escolar y avisa de que no va a dimitir

5 min

La reunión entre los representantes de los sindicatos y el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, ha finalizado sin éxito. El encuentro debía servir para tratar la decisión del Govern de avanzar la vuelta a las aulas al 5 de septiembre.

Unos 30 representantes de UstecAspepc, CCOO y UGT llevaban desde ayer ocupando la sede del Departamento en Barcelona en señal de protesta por una medida que, según denunciaron a Crónica Global, tomó el Ejecutivo autonómico de forma "unilateral" y sin consultar con el Consejo Escolar de Cataluña, que es el máximo órgano consultivo donde está representada toda la comunidad educativa. 

La movilización sindical en la Consejería de Educación para reclamar la dimisión de Cambray / EP
La movilización sindical en la Consejería de Educación para reclamar la dimisión de Cambray / EP

Se emplazan a la próxima semana

El titular de Educación les ha emplazado a una reunión de este órgano para la próxima semana, en la que podrán hacer sus propuestas de mejora "del avance del curso escolar". Pero no es la única cuestión que se debatirá, pues los sindicatos reclaman el "inicio de una negociación real sin condiciones".

Exigen no sólo la retirada del nuevo calendario, que creen que es la gota que ha colmado el vaso, sino también tratar "otros temas que importan al profesorado". Uno de ellos es la nueva exigencia a los profesores que quieran ejercer en Cataluña a partir de 2024, que deberán acreditar un nivel superior de catalán, equivalente al C2. También la estabilización del personal interino o la acumulación de los recortes. 

Cambray no dimite

Por todo ello, reclaman la dimisión de Cambray, quien ya ha asegurado que no plegará. En declaraciones tras el encuentro, el consejero ha defendido la medida que tomó como la más adecuada, "tanto para los alumnos como para las familias", que podrán "conciliar". 

Ha asegurado que desde su gobierno se ha seguido el mismo procedimiento que en otras ocasiones a la hora de explicar la iniciativa a los docentes, algo en lo que discrepan los sindicatos, quienes denuncian haberse enterado por una rueda de prensa que ofreció el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray / EUROPA PRESS
Pere Aragonès y el conseller de Educación anunciando la medida / EP

Amenaza de huelga

El conseller se ha mostrado muy crítico con los representantes sindicales. Les ha reprochado que hayan ocupado la sede de la Conselleria --situada en Via Augusta--, una actitud "muy poco justificada y poco razonable", teniendo en cuenta que "no afecta a las condiciones laborales de los trabajadores". Además, ha criticado que hayan amenazado con "convocar una huelga si no se retira el avance del curso escolar". 

Precisamente, Intersindical-CSC, COS y Sepc han convocado para el 23 de marzo una huelga educativa contra el 25% de castellano

"Pérdida de confianza" en Cambray

El Marc Unitari de la Comunitat Educativa (Muce) --que agrupa a asociaciones de familias, sindicatos y asociaciones pedagógicas-- han manifestado su “pérdida de confianza” en Cambray. Han lamentado que, pese a que la escuela ha estado más que a la altura de las circunstancias durante la pandemia, haya recibido el “menosprecio” por parte de las administraciones.

Por ello, tras lo sucedido, piden una “rectificación púbica” por parte de la Generalitat y que abogue por crear dinámicas de planificación serena y coordinada.