Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fernando Sánchez Costa, presidente de SCC / LENA PRIETO

Fernando Sánchez Costa, reelegido presidente de Societat Civil Catalana

La asociación constitucionalista encara un nuevo mandato con los objetivos de ensanchar su base social e incidir en el debate público

3 min

Societat Civil Catalana (SCC) ha reelegido al historiador y periodista Fernando Sánchez Costa como presidente de la entidad constitucionalista con el apoyo del 95% de sus socios. También han aprobado las cuentas anuales presentadas por el tesorero, Juan Arza, que han sido votadas por el 99% de participantes.

En el transcurso de la asamblea, la organización ha validado el plan estratégico 2021-2022, que contempla dos hitos principales. Por un lado, aumentar la base social hasta llegar a los 100.000 simpatizantes. Por otro lado, reclamar su reconocimiento como asociación de utilidad pública y poner en marcha un plan de observatorios y mesas sobre asuntos de interés social, como la convivencia lingüística, el gasto público o la unión entre actores constitucionalistas.

Último mandato de Costa

Además, Sánchez Costa, que fue elegido presidente en junio de 2019, ha anunciado que será su último curso al mando de SCC. "Tres años son un buen ciclo al frente de una asociación cívica. Te permiten idear líneas de trabajo, poner en marcha proyectos y entregarlos funcionando a buen ritmo", ha declarado.

La nueva junta directiva estará formada por el propio Costa, Álex Ramos --que sigue como vicepresidente primero y responsable de sectorial y relaciones institucionales--, Elda Mata --vicepresidenta segunda y responsable de territorial, organización e internacional--, Rocío León (secretaria) y Maraya Perinat (tesorera).

Salida de Javier Marín

También se han sumado a la junta otros nombres como la exconsellera de Cultura socialista Caterina Mieras, el economista José Luis Oller y el activista Sergio Canavesse. Sánchez Costa ha subrayado el pluralismo social y político que tiene la nueva junta, donde comparten espacio personas de la izquierda y la derecha, empresarios y sindicalistas.

Sin embargo, la junta se estrena con algunas salidas. La más importante es la de Javier Marín, hasta ahora vicepresidente tercero, cargo que quedará vacante tras su marcha. Marín abandona la organización para fundar Aire (Alianza de la Izquierda Republicana en España), un partido político de carácter "jacobino" a la izquierda del PSOE.