Menú Buscar
Imagen de la comparecencia del ministro Jorge Fernández Díaz esta mañana.

Fernández descarta dimitir y ve “intencionalidad electoral” en la filtración de las grabaciones

El ministro se presenta como “víctima”, mientras que el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, habla de “conspiración para hacer el mal”

Redacción
3 min

El ministro de Interior, Jorge Fernández, descarta dimitir tras la filtración de una grabación de una conversación que mantuvo con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, y ve “intencionalidad política” en la divulgación de esa reunión de hace dos años porque se produce a cuatro días de las elecciones del 26J.

Fernández ha recordado que esta oficina fue creada durante el Gobierno tripartito, concebida como “institución emblemática y a la vanguardia en España de la lucha contra la corrupción”. Ha explicado que la ley contempla la colaboración de la OAC con otros organismos. “Es sorprendente que conversaciones que se produjeron hace dos años se grabaran y salgan ahora, a cuatro días de las elecciones, y se hable de conspiración para delinquir, en lugar de poner el acento en que se haya divulgado en plena campaña electoral”.

"Injurias y calumnias"

El ministro cree más relevante la “clara intencionalidad política” de la filtración, en referencia a las peticiones de dimisión del resto de partidos políticos. “Yo soy la víctima de ese ataque, a algunos les molesta que exista una oficina que luche contra la corrupción y que el ministerio también participe en esa lucha”.

Considera una “injuria y una calumnia” hablar de conspiración y ha acusado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de no estar a la altura de las circunstancias por decir que se ha urdido una trama con fondos públicos y hablar de "GAL informativo". "Quieren dos por el precio de uno", afirma el titular de Interior en relación a la exigencia de responsabilidades a los dos cargos que fueron grabados.

Fernández ha ordenado una investigación para aclarar estos hechos, que ayer puso en conocimiento del presidente en funciones Mariano Rajoy, quien le llamó para preguntar por lo ocurrido.

"Ataque a la libertad" 

Simultáneamente, el vicepresidente catalán Oriol Junqueras, comparecía para defender la limpieza de su partido y ha arremetido contra el Estado “que ha removido todo para buscarnos a todos, en todos nuestros ámbitos familiares y profesionales, pero no ha encontrado nada”. En la conversación, De Alfonso y Fernández hablan de operacionescomerciales realizadas por la empresa donde trabaja el hermano del líder de ERC.

“No estamos ante un caso que afecta a un solo partido, no solo nos afecta a nosotros, afecta a todo el mundo. Por eso interpelamos a todos también, a todos los demócratas. Estamos ante un ataque sistemático contra la libertad hecha desde la peor mala voluntad”, ha dicho.