Menú Buscar
De izquierda a derecha, Carme Forcadell, Isona Passola, Carles Puigdemont, Ada Colau y Santi Vila, en la entrega de los Premios Gaudí de 2017 / CG

Fuga del cine catalán a Antena 3 y Telecinco

El sector, en situación crítica según la directora de la Academia de Cine Catalán, suspende la gestión del Departamento de Cultura en una encuesta del Conca

12.06.2017 00:00 h.
7 min

El cine en catalán triunfa. Lo hace por méritos propios porque, según denuncia el sector, la decisión de la Generalitat y de TV3 de cortar el grifo de las ayudas a los rodajes en catalán ha provocado que los productores opten por recurrir a cadenas españolas como Telecinco y Antena 3, y rueden en castellano.

Así lo asegura uno de los referentes del sector audiovisual catalán, Isona Passola, presidenta de la Academia de Cine Catalán (ACC) y directora de un polémico documental, L’endemà, sobre la vida en una hipotética Cataluña independiente. Passola compareció el pasado día 7 en la Comisión de Cultura del Parlamento de Cataluña, donde denunció la falta de ayudas de la Generalitat al rodaje en catalán lo que, unido a la caída de la inversión de TV3 en producciones externas y al descenso de las ayudas del Gobierno y de TVE, coloca al sector en una situación crítica. El IVA y la ausencia de una ley de mecenazgo tampoco ayudan al sector del cine.

La externalización de TV3, en picado

Passola acompañó su exposición de datos pormenorizados. En 2010, el Estado aportó 24 millones de euros al sector del cine catalán, cifra que en 2015 había bajado a 13 millones. Asimismo, las partidas de la Generalitat pasaron de 15 millones a 13 millones en ese mismo período de tiempo. De los 13 proyectos que contaron con fondos de TVE, sólo una película estaba rodada en catalán.

Pero el batacazo más importante corresponde a TV3, que en 2011 dedicó 25 millones a la producción exterior de películas, cifra que en 2015 bajó a cinco millones, es decir, un descenso de un 80%.

“Estamos en una situación límite en la que nunca habíamos estado”, advirtió Passola, quien aseguró que los 20 millones que la Generalitat piensa recaudar en el primer año de aplicación de la tasa de acceso a Internet –y que irán destinados al sector del cine— “no compensa nada”.

Descenso de espectadores

Actualmente, del total de películas que se producen en Cataluña, un 57% se ruedan en castellano, un 25% en catalán y un 18% en inglés y otros idiomas. La presidenta de la ACC reivindica la paridad, es decir, que las producciones en catalán alcancen el 50% del total. Según Passola, los presupuestos de las películas en el resto de Europa son más competitivos, entre 3 millones y 4 millones de euros, cifra muy alejada de las que se manejan en Cataluña.

Respecto a la audiencia, el cine en catalán registró 419.000 espectadores, un 2% del total, mientras que en 2015, se contabilizaron 126.000, apenas el 0,7%. “Los productores que quieren rodar en catalán acuden a la Generalitat, pero las ayudas que se proponen no son suficientes. Por eso se van a Telecinco o Antena 3 y ruedan en castellano”, explica la cineasta.

El Departamento de Cultura, cuyo presupuesto no alcanza el 0,8% del total de las cuentas de la Generalitat para 2017, fomenta la normalización lingüística, mediante la financiación del doblaje y de subtítulos en catalán. El gasto anual por ese concepto es de 2,3 millones de euros. “¿Es útil el doblaje de las majors al catalán? No compensa porque se dobla a precios abusivos”, dice Passola, quien considera que ese dinero podría dedicarse al rodaje en catalán.

"Nos desespera"

“La falta absoluta de ayudas al rodaje en catalán nos desespera”, añadió la productora, guionista y directora, miembro además del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes (Conca).

Este organismo hizo una encuesta recientemente a agentes culturales, que suspendieron la gestión del Departamento de Cultura de la Generalitat —dirigido actualmente por Santi Vila (PDeCAT)—, al que otorgaron una nota de 4,5. El sector del cine fue el que dio una peor puntuación: un 3,8.

Isona Passola considera “intolerable” que las partidas de la conselleria no alcancen el 2% o el 3% del presupuesto total, como ocurre en otros países. “Si no llegamos al 2%, no hace falta hablar más”, advirtió.

Los grupos de la oposición coincidieron en denunciar ese desinterés del Govern por el cine catalán. El diputado del PSC, Rafel Bruguera, se refirió a la existencia de “problemas estructurales del mundo de la cultura en general” y recordó que su grupo ha reclamado en varias ocasiones que la Generalitat eleve a corto plazo el presupuesto de cultura hasta un 1,5% del total. “Es el departamento que menos ha crecido. Milagros, pocos”, dijo.

La diputada de Ciudadanos Sonia Sierra pidió más medios para garantizar la calidad de unas producciones que, a pesar de los apuros, son reconocidas internacionalmente.

"Cuaja la idea de la cultura gratuita" 

Gemma Lienas, de CSQP, apuntó como otras posibles causas de la crisis del cine en catalán la idea generalizada de que la "cultura debe ser gratuita, como la sanidad o la educación”, por lo que abogó por hacer pedagogía en las escuelas.

Juan Milián, del PP, se refirió a la encuesta del Conca, según la cual, entre las prioridades de los agentes culturales figura un mayor fomento de la producción artística y del acceso a la cultura, mientras que el refuerzo de la identidad nacional solo es prioritaria para un 5% de los entrevistados. “Pero para la consejería de Cultura, la prioridad solo es esa”, dijo.

El diputado de Junts pel Sí Sergi Sebrià intentó dar una "visión optimista" de la situación, al recordar que hay en marcha una nueva ley audiovisual, la aplicación de la tasa de acceso a internet y el hecho de que el presupuesto del Departamento de Cultura ha crecido por primera vez en varios años.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información