Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El profesor de la UB Félix Ovejero en una imagen de archivo / CG

Facebook cierra el perfil de Félix Ovejero sin ninguna explicación

El profesor de Filosofía política en la UB pierde sus contactos y reclama una explicación que no llega justo tras publicar ‘Secesionismo y democracia’

3 min

De golpe, y sin explicaciones, pese a sus reiteradas reclamaciones. El profesor Félix Ovejero, que se ha destacado en los últimos años por la defensa de posiciones constitucionalistas claras frente al independentismo, ya no puede mostrar sus reflexiones en su perfil de Facebook. La página ha sido borrada, con todos sus contactos y cientos de artículos. Ovejero señala a Crónica Global que espera una explicación que no llega, tras varios días con la cuenta cancelada.

Ovejero no cree en teorías conspirativas, pero ha perdido su perfil justo tras la publicación de Secesionismo y democracia (Página Indómita) y después de que circulara en las redes un artículo en Letras Libres en el que señala que “la retórica falaz del pueblo oprimido sirve para ocultar que el proyecto nacionalista tiene un componente clasista y etnolingüístico”.

'Normas Comunitarias'

De lo sucedido a Ovejero se ha hecho eco el escritor Félix de Azúa, en un artículo en The Objective, en el que considera que se trata de un caso “muy raro y excepcional”. Azúa da cuenta del mensaje previo que se coló en el perfil de Ovejero, justo antes de que desapareciera por completo su perfil: “Si seguimos considerando que tus publicaciones o comentarios no cumplen nuestras Normas comunitarias, tu cuenta seguirá inhabilitada. Nuestro objetivo es garantizar la seguridad de las personas en Facebook, por lo que no podrás usar Facebook mientras revisamos tus publicaciones y comentarios”.

¿Pero, qué ha pasado? Para el cierre de una cuenta en Facebook es necesario que existan “miles de denuncias”, como recuerda Azúa, que podrían llegar a través de “robots” que controlan grupos organizados. O también podría ser responsabilidad de “algún vigilante del centro de control de publicaciones”. Y la sede de ese centro, incide Azúa, “está en Barcelona”.

Desterrar a Ovejero

Con ello, el escritor da a entender que pudieran ser grupos independentistas, que hubieran querido desterrar a Ovejero de Facebook. La red social tiene sus particulares reglas, y es objeto de críticas de distintos colectivos, por una política que se considera arbitraria. Sin embargo, al propio expresidente de Estados Unidos Donald Trump, cuando todavía ejercía el cargo, Twitter le dejó sin su perfil.

Ovejero seguirá reclamando explicaciones a través de todos los conductos oficiales de Facebook, aunque por ahora sus intentos han sido en vano.