Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
José Antonio Ortiz Cambray, exlíder de Vox en Lleida, acusado de abusos sexuales / YOUTUBE

Lleida juzgará al exlíder de Vox acusado de abusos sexuales a dos jóvenes con discapacidad

La Audiencia obliga a José Antonio Ortiz Cambray a sentarse en el banquillo por los delitos de pornografía, abuso sexual y corrupción de personas con discapacidad

3 min

La Audiencia de Lleida obliga al expresidente provincial de Vox, José Antonio Ortiz Cambray, a sentarse en el banquillo acusado de abusar sexualmente de dos jóvenes con discapacidad, tras rechazar los recursos presentados por su abogado.

El motivo, según la audiencia, es que coincide con el juez del juzgado de instrucción 3 de Lleida al considerar que había indicios de criminalidad en sus actos, y mantiene los delitos por los que se le acusa: de pornografía, abuso sexual y corrupción de personas con discapacidad. Ahora, ambas partes deberán presentar sus escritos para poder abrir juicio oral.

Ortiz Cambray niega los hechos

El exlíder de Vox en Lleida, José Antonio Ortiz Cambray, está a un paso de ser juzgado por el abuso a dos jóvenes, dos hombres de 26 y 30 años tutelados por la fundación Alosa de Lleida. Ortiz Cambray fue detenido a principios de marzo de 2019 cuando uno de los denunciantes declaró que había mantenido relaciones sexuales con el acusado, cosa que él niega.

En cuanto al otro joven, Ortiz Cambray reconoció que se ponía en contacto con él y le enviaba fotografías de contenido sexual, pero denunció que después le extorsionaba para que le pagara y reconoció que le había dado alguna vez dinero “para que lo dejara tranquilo”. 

En prisión desde 2019

En su declaración en fase de instrucción, el acusado aseguró que “no ha habido absolutamente nada de nada de tema sexual físico con estas personas”. “Solo están las palabras del WhatsApp, pero siempre eran ellos los que se ponían en contacto conmigo para pedirme dinero a cambio de favores sexuales”, dijo Ortiz Cambray --aunque fuentes cercanas al caso afirman que, en varias ocasiones, era él quien pedía imágenes de contenido sexual--.

El investigado considera que el motivo de la denuncia es político porque, dice, la fundación la fundación Alosa es “totalmente contraria” a él. Ortiz Cambray sigue en prisión preventiva desde entonces. Pidió una rebaja de la fianza de 6.000 euros impuesta para salir, pero la Audiencia también lo ha rechazado.