Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El empresario independentista y 'exconseller' de ERC Xavier Vendrell, en el programa 'FAQs' de TV3

Un 'exconseller' de ERC previó acampadas independentistas de dos años en Europa

"Necesitamos que los dos millones de 'indepes' dediquen una semana hasta la victoria", apuntaba una de las notas de móvil de Xavier Vendrell

7 min

La Guardia Civil intervino al exconseller de ERC Xavier Vendrell una nota que planteaba que 20.000 independentistas se relevaran semanalmente en una movilización durante dos años en acampadas en las capitales europeas para exigir la libertad de los políticos presos del procés y la aceptación de los resultados del referéndum ilegal y unilateral de secesión del 1-O de 2017.

Así consta en un informe, al que ha tenido acceso Efe, que la Benemérita ha remitido al titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, en el marco del caso Voloh, por el cual Vendrell fue detenido en octubre de 2020 junto a otros integrantes del denominado "Estado mayor" del 1-O, entre ellos el exdirigente de CDC David Madí, acusados de desviar fondos públicos al proceso secesionista catalán.

Organización de movilizaciones

Entre los 60 archivos que Vendrell guardaba como notas en su teléfono móvil, que le fue intervenido en el momento de su detención, la Guardia Civil detectó una, sin fecha ni firma, relativa a la estrategia de movilización ciudadana del secesionismo catalán, que preveía turnos semanales de 20.000 activistas.

El documento preveía que, bajo el lema "Libertad y democracia", se organizara en marzo una marcha de Barcelona a Bruselas, donde se llegaría el mes de mayo para acampar "hasta tener la libertad de los presos y exiliados y la aceptación del resultado del referéndum".

Manifestación de independentistas en Bruselas / EFE
Manifestación de independentistas en Bruselas a finales de 2017 / EFE

Ruta por las capitales de Europa

Otra opción que se contemplaba en la nota era impulsar una ruta por las capitales de Europa, entre las que se citaban París, Bruselas, Praga, Viena, Roma y Ginebra, para llevar a cabo las movilizaciones.

Para hacerlo, se preveía el "compromiso" de lograr turnos de 20.000 independentistas que se relevaran semanalmente y que estuviesen preparados para "resistir dos años".

"Necesitamos a los dos millones de 'indepes'"

"Necesitamos que los dos millones de 'indepes' dediquen una semana cada dos años hasta la victoria", apuntaba la nota intervenida en el móvil de Vendrell, a quien la Guardia Civil sitúa en otros informes como uno de los impulsores de la plataforma supuestamente anónima Tsunami Democràtic, que lideró las movilizaciones independentistas tras la condena a los mandatarios del procés.

Para preparar la ruta, el documento contemplaba contar con el apoyo de "ayuntamientos progresistas" que facilitaran la acampada y les abrieran polideportivos y puntos de carga de agua, así como una estructura para avituallarse en ruta y camiones para trasladar el material.

Xavier Vendrell en su etapa de parlamentario de Esquerra / EP
Xavier Vendrell, en su etapa de parlamentario de ERC / EP

Cuestionarios de disponibilidad de los participantes

Entre el material que el documento preveía para organizar las acampadas figuraban carpas dormitorio, módulos de cocina, baños, duchas de agua caliente, módulos para limpiar ropa, comedores, camiones frigoríficos, así como caravanas y autocaravanas, generadores eléctricos, cableado, red permanente de wifi y autocares para "ir y venir permanentemente" desde las capitales.

También se abogaba por contar con "miles" de banderas europeas y enseñas con el logo de urnas, paraguas de la Unión Europea, acreditaciones electrónicas y disponer de un cuestionario para que los participantes detallaran su disponibilidad para andar, cocinar, montar, hacer aportaciones económicas o materiales y para distribuirse entre "cocineros para la democracia, camiones-chóferes, motards, grallers, castellers y cantaires".

Reuniones con Puigdemont, Junqueras, Cuixart y Paluzie

La Guardia Civil también halló en el móvil de Vendrell una fotografía de una reunión virtual en la que participó, en una fecha no concretada, junto al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, la de la ANC, Elisenda Paluzie, el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, entre otros.

El informe policial también recoge tres sanciones de tráfico del Ayuntamiento de Barcelona a la empresa Iniciatives Events, que según los informes de la Guardia Civil podría haber cobrado irregularmente por organizar actos independentistas.

Varios independentistas en la manifestación de Bruselas de diciembre de 2017
Varios independentistas en la manifestación de Bruselas de diciembre de 2017

Usar la "mesa de negociación" para dividir el Estado

Los investigadores de la Guardia Civil en el caso Voloh, asimismo, también han encontrado en el móvil del exconseller de ERC Xavier Vendrell un documento que fija tres etapas en la hoja de ruta para declarar la independencia de Cataluña, que incluye un referéndum pactado o impuesto por la comunidad internacional, o bien un referéndum unilateral o una declaración unilateral de independencia.

El documento, consultado por Europa Press y que consta en el informe policial sobre el vaciado del móvil de Vendrell, fija una primera etapa de preparación basada en ampliar los apoyos al independentismo, "utilizar la mesa de negociación para abrir los ojos a los catalanes" y usarla para enfrentar al Gobierno y al resto del Estado.

En esta primera fase, el documento, con forma de esquema, también fija como objetivo acusar al Estado de vulnerar derechos humanos, conseguir apoyos internacionales y "aprovechar el sentimiento antieuropeo de la derecha española causado por los tribunales europeos".

"No descartar en ningún momento la DUI"

La segunda fase marca superar el 50% de votos independentistas en unos comicios, convocar unas elecciones catalanas plebiscitarias y, en caso de lograr más de la mitad de los votos, "presentar un ultimátum al Estado y a la comunidad internacional para negociar una solución política definitiva al conflicto".

El último paso del documento prevé la posibilidad de que la comunidad internacional intervenga en el asunto --y entonces negociar un referéndum pactado o impuesto-- o de que no lo haga, y en este caso prevé un referéndum unilateral y "no descartar en ningún momento la DUI si las condiciones lo permiten".