Menú Buscar
Joaquim Forn en su estreno en el Parlament esta tarde como consejero de Interior y máximo responsable de los Mossos d'Esquadra / TWITTER

Las evasivas de Joaquim Forn sobre el papel de los Mossos el 1-O marcan el pleno de la desconexión

El consejero de Interior elude responder qué órdenes dará a la policía autonómica el día para el que su Gobierno tiene planificado el referéndum

6 min

La función de los Mossos d’Esquadra en la celebración del referéndum unilateral es uno de los aspectos clave del próximo 1 de octubre. No acaba de estar claro --en ocasiones, ni siquiera por los propios agentes-- qué papel cumplirán y prueba de ello es que, a poco más de dos meses del día D, sigue siendo uno de los temas que provoca una batería de preguntas por parte de la oposición y otra, en este caso de evasivas, por parte del Govern.

El semblante huidizo del nuevo conseller de Interior, Joaquim Forn, ha protagonizado el pleno escoba, conocido con ese nombre por ser el último antes de las vacaciones parlamentarias y en el que se incluye el debate de más normas de lo habitual. Una sesión que pretende significar la desconexión de Cataluña con el resto de España, que se ha iniciado este martes y durará hasta el próximo viernes.

Sin respuestas

Forn, al igual que sus otros dos colegas recién nombrados consejeros, se ha estrenado ante el atril de la Cámara catalana para responder a las preguntas de la diputada del Partido Popular Esperanza García sobre los retos en materia de seguridad a los que se enfrenta Cataluña en la recta final del proceso separatista.

¿Qué instrucciones se van a dar desde la cúpula policial el próximo 1-0? ¿Se asegurará el funcionamiento de los Mossos como policía judicial? ¿Respetará el nuevo conseller los acuerdos de su antecesor, Jordi Jané? ¿Habrá más cambios en la dirección general? ¿Van a convocarse juntas locales de seguridad? Son algunas de las preguntas formuladas por la oposición a Joaquim Forn, pero solo la última ha sido respondida: sí.

Datos estadísticos

El titular de Interior ha desembuchado una retahíla de datos, cifras y estadísticas acerca de asuntos que competen a su conselleria como la siniestralidad de los motoristas, presentado casualmente la mañana de este mismo martes en la sede del departamento que lidera, que no guardan ninguna relación con el referéndum.

Su principal reto, dice, es luchar contra la alerta terrorista que mantiene a Cataluña en alerta cuatro sobre cinco; atender a las víctimas de violencia machistas; poner en práctica las campañas de seguridad viaria; favorecer los mecanismos de participación ciudadana y luchar contra los delitos de odio y discriminación, entre otros.

La diputada popular ha criticado las evasivas de Forn. “Aquí normalmente es la oposición quien interpela y el Gobierno quien contesta. Entiendo que no lo ha hecho por la falta de experiencia”, le ha dicho, y le ha recordado que la policía es democrática y no los guardianes de una revolución independentista: “Los Mossos d’Esquadra no son sus soldaditos de plomo”. La última intervención del conseller ha sido para increpar al PP por la Operación Cataluña.

Guinó, nuevo vicepresidente

El inicio del último pleno también ha estado marcado también por la votación de Lluís Guinó, diputado de Junts pel Sí y alcalde de Besalú (Girona), como nuevo vicepresidente primero de la mesa del Parlament. Toma el relevo del puesto que hasta ahora ocupaba Lluís Corominas, que pasa a ser el presidente del Grupo Parlamentario de JxSí en la Cámara tras la marcha de Jordi Turull, actual conseller de Presidencia y portavoz del Gobierno.

Y lo hace tras conseguir 70 votos a favor, 59 en blanco, dos nulos y uno al diputado no adscrito Germà Gordó, ante la sorpresa de la secretaria primera del Parlament, Anna Simó, que no ha disimulado el gesto al leer el voto del diputado/a bromista.

Despenalización de la eutanasia

En el que aparentemente será el día más descafeinado de los cuatro que durará el pleno, los diputados catalanes han tratado también aspectos como la despenalización de la eutanasia y la ayuda al suicidio. Una propuesta conjunta de JxSí, ERC, Catalunya Sí que es Pot y la CUP que autoriza al Parlament a proponer ante el Congreso de los Diputados la suspensión de los artículos del Código Penal que castigan con cárcel a quien ayude a morir a un enfermo terminal.

En la sesión de este miércoles está prevista la comparecencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para dar cuenta de las modificaciones en la composición del Govern y debatirlas con los grupos parlamentarios.

Destacadas en Política