Menú Buscar
El presidente del Parlament, Roger Torrent, recibe del conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès, el proyecto de Presupuestos de la Generalitat 2020 / EUROPA PRESS

La "eutanasia fiscal", una fórmula para ahorrar impuestos

Ante el aumento tributario en pleno coronavirus, contemplada en los presupuestos de la Generalitat, los expertos aconsejan firmar pactos sucesorios en vida, una modalidad con plazo de caducidad

2 min

Si los presupuestos de la Generalitat para 2020 ya contemplaban una mayor presión fiscal con el aumento de impuestos y la creación de nuevas tasas, la crisis económica y social del coronavirus ha llevado a plantearse al vicepresidente económico, Pere Aragonès, la necesidad de aumentar ese "acoso fiscal", como lo califican algunos fiscalistas. 

¿Hay alguna fórmula para eludir esta presión fiscal en plena pandemia? Esaú Alarcón, abogado fiscalista y profesor de Derecho Financiero de la Universidad Abat Oliba CEU, hace una recomendación para minorar los efectos de este cambio normativo. "Existe una posibilidad perfectamente lícita que es plantearse firmar pactos sucesorios, es decir, entregar parte de la herencia en vida", explica el fiscalista. Es lo que se conoce como "practicar una eutanasia fiscal y, según el caso, puede tener efectos muy beneficiosos tanto en el impuesto de sucesiones como en el IRPF si el adquirente vende el bien a un tercero".

Esaú Alarcón, abogado y profesor de Derecho Financiero / CG
Esaú Alarcón, abogado y profesor de Derecho Financiero / CG

Una opción con "plazo de caducidad"

No obstante, el fiscalista advierte de que esta posibilidad tiene “plazo de caducidad” porque hay un proyecto de ley para evitar la tributación de este tipo de instrumentos. Ante ello, lo recomendable es acudir a un buen asesor fiscal para ver qué escenarios, con la situación individual de cada uno, se pueden plantear.

Tal como informa Crónica Global, uno de los incrementos más polémicos tiene que ver con el impuesto de sucesiones y donaciones, hasta el punto de que ha creado discrepancias entre los socios de gobierno, pues Junts per Catalunya rechaza ese incremento de la fiscalidad. La comparativa hecha por Gibernau Asesores de lo que se paga a partir del 1 de mayo, fecha de la entrada en vigor de la ley de medidas fiscales, financieras, administrativas y del sector público demuestra lo diferente que es morirse antes y después de esa fecha.