Menú Buscar

Eudald Calvo, el 'triturador' de la "injusticia" española

El alcalde de Argentona, citado a declarar por el 1-O, no reconoce los tribunales españoles por no tener competencias en la "república catalana"

08.12.2017 00:00 h.
10 min
El alcalde de Argentona, Eudald Calvo, en la Ciudad de la Justicia

La popularidad de Eudald Calvo Català en su pueblo, Argentona, no llegó con la Alcaldía. Desde niño su nombre de pila ya lo diferenciaba de los Guillems, Oriols o Jordis con quien jugaba, como cualquier otro chaval, en plazas y calles. En uno de los municipios con mayores tasas de natalidad de Cataluña, solo había un Eudald. Los adultos podían identificarlo con solo oír su nombre pronunciado por un amigo al pasarle la pelota o escapando de alguna de las travesuras típicas de la edad. “Este es Eudald, el nieto del médico”, se percataban muchos. 

El actual alcalde de la CUP de Argentona proviene de una de las familias más conocidas del pueblo: los Calvo. Es uno de los 38 nietos del que fue, durante tiempo, el único médico de cabecera del pueblo: el doctor Gonçal Calvo. Persona de gran entrega y muy apreciada por los habitantes del pueblo. Tiene incluso un gegant en su honor. Una distinción al alcance de pocos.   

Uno de los primeros alcaldes en declarar por el 1-O

Si la fama del doctor Calvo trascendió los confines del pueblo, la de su nieto no le desmerece. Ha sido uno de los primeros alcaldes citado por la justicia por permitir el referéndum inconstitucional del 1 de octubre. El dirigente de la CUP se ha negado a declarar ante el ministerio público al considerar que “es un fiscal que está actuando en un país extranjero”, es decir, en su “república catalana”. Calvo se enfrenta a una pena de inhabilitación por los presuntos delitos de desobediencia, prevaricación y obstrucción a la justicia. Delitos que no reconoce: “Desobedeceremos todas aquellas normas que sean injustas. Se me acusa de obstrucción a la justicia... En todo caso, de obstrucción a la injusticia. Y sí, es verdad. Obstruiremos todas las injusticias que desde el Estado español se quieran imponer contra el pueblo catalán”, afirmaba antes de entrar en la Ciutat de la Justicia de la capital catalana.

Su nombre apareció en todos los telediarios de ámbito estatal cuando subió un vídeo en las redes sociales en el que trituraba la orden judicial por su presunta implicación en la organización del 1-O. Esto, quizás, ha motivado que sea entre los primeros de los más de 700 alcaldes imputados en declarar.

Un “marxista” entre convergentes

En la CUP siempre han coexistido dos almas. Mientras que en la zona urbana predomina el alma anticapitalista, en la rural tiene más peso la adscripción nacional. Calvo se convirtió en el político más joven de Argentona en alcanzar la alcaldía en junio de 2015, con 28 años, tras desbancar el anterior alcalde de CiU. Más pragmático que ideológico --Calvo se define como “marxista e independentista”-- también fue de los que se decantaron por investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat tras las elecciones del 27 de septiembre del mismo año. Seguramente ese fue el episodio más crítico de la formación antisistema, dividida en dos mitades entre los partidarios y detractores de apoyar al líder conservador.

En esta localidad del Maresme, donde la antigua CiU ha sido siempre la fuerza más votada en las sucesivas elecciones al Parlament de Cataluña, Calvo ha tenido que hacer equilibrios entre su activismo izquierdista y el folclore tradicionalista de un pueblo culturalmente muy vivo. Sus inicios en Maulets (ahora Arran, las juventudes de la CUP) y sus significaciones públicas no siempre fueron del agrado de todos. Pero incluso los más convergentes lo han visto como “uno de los suyos”. Un hijo rebelde, sí, pero en ningún caso repudiado.  

eudald calvo universitat

Eudald Calvo en su etapa universitaria

Su cercanía a los herederos de CiU también le viene de familia. Es el mayor de tres hermanos. De madre doctora y padre historiador, su hermano mediano es el presidente del PDeCAT en Argentona. Nadie descarta que podrían competir por la alcaldía en las próximas elecciones locales.

‘Facha o catalufo’

El paso del joven político por el Instituto público de Argentona fue inmejorable. Terminó su formación con matrícula de honor. En esa época el independentismo todavía no estaba en la agenda política, pero Calvo ya lucía un escudo de los Països Catalans en su chaqueta. Los dos primeros años de educación secundaria los pasó en barracones, como ocurre en tantos centros de Cataluña, la comunidad autónoma con más barracones de España.

Uno de los profesores con quien más relación mantuvo fue su profesor de Historia. Un catedrático que impartía las clases en lengua castellana y que los estudiantes bautizaron como “el facha” por tener una ideología más cercana al PSOE y menos acorde con el catalanismo habitual del cuerpo docente. El mote era, a todas luces, injusto pero ejemplifica el día a día de los institutos, donde se señala y magnifica cualquier pequeña diferencia, ya sea racial, física o ideológica. En esa época la distinción básica en el único instituto del pueblo era simple: o se era “facha” (español) o se era “catalufo” (independentista). La convivencia, sin embargo, no se veía afectada. Calvo se llevaba bien con todos. También en los difíciles vestuarios del fútbol masculino donde siguió jugando en una edad en la que la influencia de los amigos suele ser superior que la pasión por el deporte.

Juicio contra Rosa Díez

Los años universitarios fueron más turbulentos y menos brillantes académicamente. Matriculado en Ciencias Económicas en la Universitat Autònoma de Barcelona, destacó más por su militancia política que por sus calificaciones. Uno de los episodios más controvertidos fue su imputación por el escrache organizado en marzo 2010 contra la exlíder de UPyD Rosa Díez cuando iba a impartir una conferencia en la Facultad de Ciencias Políticas.  

eudald calvo rosa diez

Eudald Calvo y los otros cuatro imputados en el juicio por coacciones a Rosa Díez

En esa etapa los mossos d’esquadra se personaron en más de una ocasión en el domicilio familiar del ahora alcalde. En una ocasión fue encarcelado por su presunta participación como miembro del Sindicato de Estudiantes de los Països Catalans (SEPC) en los altercados en los ferrocarriles de la UAB durante una manifestación contra la subida de precios del transporte público.

Es casi imposible que la imagen de los agentes de la policía autonómica entrando en la torre de los padres de Calvo, en una de las zonas más acomodadas del pueblo, no evoque a Pier Paolo Passolini cuando en su poema sobre los revolucionarios del Mayo del 68 se preguntaba quiénes eran de verdad los oprimidos... En esa época nada hacía presagiar que los mossos, tan odiados por la izquierda independentista, serían ahora reivindicados como la única policía legítima de Cataluña. 

Perfil institucional

Calvo se convirtió en alcalde de Argentona poco tiempo después de terminar la universidad. Su posición institucional y la entrada en la madurez han contribuido muy posiblemente a moderar su discurso. Las lógicas municipales son siempre distintas a las autonómicas y Calvo se ha ganado el respeto de sus conciudadanos. Son mayoría los que valoran su gestión, dedicación y “compromiso con el pueblo”. 

Ahora, no obstante, la justicia le juzgará por un asunto que supera el ámbito local.

¿Quiere hacer un comentario?