Menú Buscar
La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, en el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo / EUROPA PRESS

Estrasburgo rechaza la demanda de Forcadell por su prisión preventiva

El TEDH había denegado otra petición, puesto que se oponía a cuestionar la decisión del Constitucional de suspender el pleno posterior al 1-O para proclamar la independencia

12.06.2019 12:44 h.
3 min

El independentismo vuelve a chocar con Estrasburgo. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha rechazado la demanda de Carme Forcadell por su situación de prisión preventiva. La decisión la habría tomado un único juez el pasado marzo, que se decidió a inadmitir a trámite la petición de la expresidenta de la Cámara catalana. 

Según avanza la ACN y publican distintos medios, el Tribunal de Estrasburgo no hará público el auto. ¿El motivo? Que cuando la decisión recae sobre un único magistrado se suele evitar este paso. Eso sí, la resolución del juez se comunica a las partes implicadas y será irrecurrible

Vía europea

Carme Forcadell entró a prisión en marzo de 2018 acusada de rebelión. Se le aplicó una privación de libertad preventiva, igual que a Jordi Turull, Josep Rull y Dolors Bassa. Estos últimos habían salido en diciembre de 2017 en régimen de libertad condicional. A la cárcel también debía entrar la secretaria general de ERC, Marta Rovira, pero huyó la noche anterior a Suiza con su hija ante el temor de ser encarcelada con el resto de sus compañeros. 

La expresidenta del Parlament fue la primera en abrir la vía judicial en Europa, cuya petición denegada se presentó en marzo del año pasado. Olga Arderiu aseguró entonces que la justicia española había "vulnerado la Convención Europea de Derechos Humanos" con una medida cautelar que calificó de "arbitraria" y de "sin base real". 

Segundo 'freno'

No es la primera vez que los políticos presos procesados se encuentran una resolución desfavorable de Estrasburgo. El TEDH había rechazado el recurso presentado​ después de la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de suspender el pleno en el que Carles Puigdemont tenía previsto "explicar los resultados y efectos del referéndum". 

El alto tribunal consideró que se trataba de la "defensa del orden y la protección de los derechos y libertades de otros", "necesaria en una sociedad democrática". De la misma forma, consideró que como Puigdemont pudo hacer su comparecencia final el día 10 de octubre su aceptación hubiera sido "manifiestamente infundada".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información