Menú Buscar
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anuncia el retraso de la estabilidad presupuestaria de las autonomías hasta 2021 / EFE

La estabilidad presupuestaria de las autonomías se retrasa hasta 2021

El Gobierno quiere alargar un año el plazo para que las comunidades alcancen el objetivo de “déficit cero”

4 min

El Gobierno quiere que las comunidades autónomas tengan un año más para alcanzar el objetivo de “déficit cero”. El Ejecutivo ha acordado con los representantes regionales aliviar la deuda en la primera reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, a la que no asistió el consejero de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès, ni ningún otro representante catalán. La medida necesita todavía la aprobación en el Congreso y el Senado y supone que este año podrán gastar 2.400 millones de euros más de lo previsto.

Así, las administraciones autonómicas tendrán hasta 2021 para llegar a la estabilidad presupuestaria. Para el año que viene, el objetivo de deuda se establece en el 0,3% del PIB, frente al 0,1% previsto anteriormente. Éste será el porcentaje permitido para 2020, que en un principio era la fecha límite para alcanzar el 0%.

Los ajustes de la crisis

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado que la decisión se basa en compensar el esfuerzo que hicieron las comunidades durante la crisis económicas. Montero ha destacado la “sensibilidad” del Gobierno con los ajustes que hicieron las administraciones regionales, de las que más recortes tuvieron que afrontar en los años de recesión.

Para cumplir con todo ello, habrá que modificar la regla de gasto, que tienen que aprobar el Congreso y el Senado. De no hacerlo, se volverá a los objetivos previos. De momento, los gobiernos autonómicos liderados por el PP, Ceuta, Melilla y Canarias han votado en contra. Los socialistas se han mostrado a favor, excepto la Comunidad Valenciana, que se ha abstenido.

Reforma de la financiación

Desde el PP critican que el Gobierno decida dar oxígeno temporal a las comunidades autónomas, en vez de reformar el sistema de financiación. Consideran que esta relajación de la deuda la aumentará, mientras que lo aconsejable para los populares sería subir los ingresos.

Para reformar el sistema de financiación autonómica, se crearán grupos de trabajo políticos, a los que se remitirá la información recabada por los técnicos. El objetivo, según Montero, es dar con un modelo más “solidario y equitativo”.

El 0,4% para la Seguridad Social

El Gobierno también prevé que la mayor parte del déficit público total en los próximos años se destine a la Seguridad Social. Para el año que viene, el pactado con la Unión Europea es del 1,8% del PIB. De este, el 1,1% será para la Seguridad Social, el 0,4% para la administración central y el resto, el 0,3%, para las autonomías.

En 2020, el objetivo acordado con Bruselas es del 1,1%. De momento, solo se conoce que el 0,1% será para las comunidades autónomas, mientras que el resto está por determinar. En 2021, la deuda podrá ser del 0,4%. En este caso, se destinará íntegramente a la Seguridad Social.

Destacadas en Política