Menú Buscar
Eduard Sallent, nuevo comisario jefe de los Mossos / EFE

El jefe de los Mossos destituido defiende la "neutralidad política"

Miquel Esquius reconoce que el cese le ha cogido "por sorpresa", una decisión que se produce a dos semanas del despliegue de la polémica unidad de escoltas de Quim Torra

03.06.2019 16:47 h.
3 min

Miquel Esquius se ha despedido de su cargo de comisario jefe de los Mossos con una carta a sus agentes en la que reconoce en que su destitución le ha cogido por "sorpresa", y en la que defiende su gestión apelando a la "neutralidad política"

Esquius ha sido relevado por Eduard Sallent, hasta ahora jefe de Información de la policía catalana. Una decisión que Miquel Buch, consejero de Interior de la Generalitat, ha argumentado en su intento de avanzar hacia la "normalidad" después de un período convulso.

"Sorpresa"

"El miércoles pasado me comunicaron por sorpresa mi destitución", reconoce Esquius al inicio de su misiva, en la que expresa también su "honor" por representar a los Mossos "durante estos once meses", y dando las gracias, entre otros, a sus sobordinados por su "compromiso" y "lealtad".

Esquius acepta su destitución apuntando que "si ahora los máximos responsables del Departamento han creído que lo mejor era mi relevo, hay que aceptarlo".

"Normalidad institucional"

El ya exjefe de los Mossos añade que en todo este tiempo ha intentado "tomar las decisiones que me ha parecido que eran las mejores para la época que me ha tocado dirigir al cuerpo. He procurado hacerlo pensando en recuperar la normalidad institucional, con todos los estamentos, cuerpos y actores sociales, desde la neutralidad política y con la voluntad final de servicio a toda la ciudadanía". Algo que, sostiene, "contribuye a fortalecernos y a ser reconocidos como una policía profesional, con voluntad de servicio al pueblo y poniendo el servicio a las personas en el centro de nuestras decisiones".

Esquius termina su carta poniéndose a disposición del nuevo comisario jefe, Eduard Sallent, "para todo lo que necesite".

La nueva guardia presidencial de Torra

Los Mossos han cambiado cuatro veces de manos en el último año y medio desde el convulso otoño de 2017, cuando la Generalitat llevó a cabo el referéndum ilegal del 1-O. Desde la aplicación del artículo 155 de la Constitución tras la DUI del 27-O, el mayor Josep Lluís Trapero --que conserva su rango, pese a estar apartado como mando operativo-- fue reemplazado por el comisario Ferran López. Una vez concluida la suspensión de la autonomía, e investido Quim Torra como nuevo presidente de la Generalitat, tomó las riendas Miquel Esquius, que ha estado al frente apenas once meses.

La designación de Sallent de este lunes se ha adoptado coincidiendo con el inicio del polémico despliegue de la unidad de escoltas de Quim Torra, prevista para el 17 de junio, y que dependerá de la consejería de Presidència.