Menú Buscar
Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno, y el diputado de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián / CG

Esquerra pide "un gesto" de Sánchez para abstenerse en la investidura

Los republicanos se han convencido de que no pueden bloquear al líder del PSOE, pero desean alguna medida que pueda justificar una colaboración

21.06.2019 00:00 h.
5 min

Esquerra quiere abstenerse. La dirección de los republicanos se ha convencido de que no puede bloquear la investidura de Pedro Sánchez, pero, ¿cómo lo explica a su parroquia, en vísperas de elecciones al Parlament de Cataluña y con Junts per Catalunya al acecho del menor error de sus adversarios? El problema central de la política catalana sigue en el centro de la política española, pero ahora con mayor intensidad, porque la estrategia de Sánchez está dejando un solo camino: o abstención de ERC y voto a favor de Podemos y PNV, al menos en la segunda vuelta de la votación de investidura, o repetición de las elecciones.

El análisis de Esquerra es que, al final, su abstención podría ser decisiva. Y vuelve a reclamar “algún gesto, alguna medida” que justifique esa decisión. Así lo verbalizan fuentes de la dirección de ERC, mientras el diputado en el Congreso, Gabriel Rufián, mantiene conversaciones con Adriana Lastra, la portavoz parlamentaria del PSOE. El propio Rufián expuso este jueves que esas conversaciones siguen su curso, y que el compromiso de Esquerra es el de “no bloquear nada”.

Las cautelas con Esquerra

Como si fuera un camino circular que vuelve a su punto de origen, Sánchez se ve en la tesitura de contar con la mayoría de grupos que apoyaron su moción de censura contra Mariano Rajoy. Los acuerdos del PSOE en Canarias y en Navarra, con los partidos locales y nacionalistas, han despejado el itinerario. Por una parte, el PNV, que tiene en Navarra a Geroa Bai como referente, y ya no tiene un argumento que pueda obstaculizar la investidura, y por otra Esquerra, que vuelve a mantener conversaciones con el PSOE, garantizan a Sánchez la investidura en segunda vuelta, siempre que Podemos no se retire en el último instante.

Gabriel Rufián preparándose para el debate de RTVE / EFE
Gabriel Rufián preparándose para el debate de RTVE / EFE

Ahora bien, Pedro Sánchez tiene el precedente de la negociación de los presupuestos. Fuentes socialistas señalan que la actitud de Esquerra nunca se define con claridad, y que los gestos que pueda ofrecer Pedro Sánchez no podrán estar relacionados ni con promesas de consultas o referéndums ni con los políticos independentistas presos, pendientes de la sentencia del Tribunal Supremo. Rufián pide algo menos, pero depende de cómo lo interprete en el último segundo Esquerra. Señala que los republicanos se conforman con que Sánchez no les pida que se les niegue su propia condición de independentistas. ¿Cómo se traduce eso?

Con la sentencia de fondo

Los republicanos, a pesar de todo, quieren dar alguna muestra concreta de que sus discursos privados deben ser considerados como creíbles. Lo que desea Esquerra es que la legislatura española comience a caminar, y, con cuatro años por delante, se pueda avanzar en la solución del llamado problema catalán.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), se reúne con el líder de Cs, Albert Rivera / EFE
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), se reúne con el líder de Cs, Albert Rivera / EFE

Habrá sentencia en otoño o a finales de año, aunque Miquel Iceta asegurara este jueves que podría llegar en julio. Y Esquerra tratará de forzar unas elecciones autonómicas, con el argumento, al margen de la sentencia, de que no se puede gobernar sin unos nuevos presupuestos, imposibles de aprobar en estos momentos.

El mensaje de Sánchez

Será con un nuevo gobierno en Madrid y en Barcelona cuando se podrá iniciar una nueva negociación. Eso lo sabe Sánchez, que, desde Bruselas, lanzó un mensaje claro al PP y a Ciudadanos: “Lo importante es que haya un gobierno cuanto antes en España, los españoles votaron para que haya un gobierno en España”, señaló, tras pedir al PP y Ciudadanos si quieren una situación de “bloqueo” o la convocatoria de unas nuevas elecciones.

Todo podría cambiar, por tanto, si las presiones que está recibiendo Ciudadanos para que se abstenga lograran su objetivo. En caso contrario, y como afirma Albert Rivera una y otra vez, Sánchez será elegido con la abstención de ERC en segunda vuelta, o en primera, si esa abstención se convierte en un voto a favor en la primera votación.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información