Menú Buscar
Mural de homenaje a Puigdemont / @gallifantes

Inquietante homenaje a Puigdemont en su pueblo natal

Medio millar de personas rindieron culto al líder neoconvergente en Amer, donde se descubrió un mural gigante con su cara

28.01.2019 18:51 h.
2 min

Un mural gigante con su cara y una bandera de reminiscencias bélicas. Con esta inquietante escenografía se homenajeó este domingo a Carles Puigdemont en Amer, el pueblo gerundense donde nació hace 56 años el expresidente de la Generalitat.

Medio millar de personas asistieron a este singular acto de apoyo, en el cual se reclamó su restitución y el respaldo al autodenominado "Consell de la República", organismo creado por el prófugo de la justicia con el que pretende recaudar 10 millones de euros.

Culto a la personalidad

Entre los asistentes figuraba su familia, la alcaldesa Maria Rosa Vila, el historiador Agustí Colomines, y el politólogo Ramón Cotarelo, así como tres diputados de Junts Per Catalunya: Aurora Madaula, Pep Riera y Gemma Geis. Esta última aprovechó la ocasión para hacer propaganda de la Crida, al cual definió como un movimiento "aglutinador".

El momento álgido de la jornada fue el descubrimiento del gran mural de 36 metros cuadrados con el que se rindió culto a Puigdemont.

Bandera negra

En la tela, que tapaba media fachada de un edificio, aparecía dibujada la cara del líder neoconvergente, bajo la cual figuraba la inscripción en inglés "No surrender" ("No rendición").

La lona que tapaba la efigie del prófugo era una inquietante bandera negra, un símbolo de nuevo cuño inventado por los independentistas, propagado en 2014 con motivo del tricentenario de la Guerra de Sucesión de 1714, y que alude a la "lucha sin tregua" del sitio a Barcelona, en contraposición a la bandera blanca de rendirse.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información