Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Rivera con el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado.

España por delante, el eslogan de Albert Rivera

El presidente de Ciudadanos critica a Mariano Rajoy y a Pedro Sánchez porque buscan mantener “la silla” y no tienen “sentido de Estado

4 min

No habrá Gobierno mientras los líderes del PP y del PSOE, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, den prioridad a defender “su silla” y “su tesoro” y pongan como condición ser ellos los presidentes, ha manifestado Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.

“Son capaces de todo, menos de mirar a España”. “No tienen sentido de Estado”, ha recalcado. “Y así tendremos un Gobierno de un cuarto de hora”. Rivera se ha despachado a gusto en el Fórum Europa, en la presentación del líder por Madrid Ignacio Aguado. “Se ven como enemigos” y no como posibles “aliados”, lo que dificulta cualquier acuerdo para llevar acabo “la transformación que necesita España” y que “han pedido los españoles”.

Nada nuevo

“Hay que poner a España por delante” y no “las sillas personales” insistió varias veces el líder de Ciudadanos ante un auditorio lleno y expectante por si comunicaba algo nuevo tras su entrevista con Mariano Rajoy en el día de ayer.

Sí resaltó varias veces sobre Rajoy que “quien no limpia su casa no puede limpiar España” como respuesta a las preguntas sobre los recientes casos de corrupción. Además, añadió que Rajoy “impone por delante su agenda personal” cuando el PP que preside “supura corrupción a diario”.

No dio a entender que tenga ningún acuerdo con el PP, ni con su presidente, con vistas a formar Gobierno caso de que fracase el intento de Pedro Sánchez. Así que a esperar, “nos quedan tres meses como mínimo” u otras elecciones, advirtió Albert Rivera.

C's, la garantía

Se vendió a sí mismo y a su partido como el garante de la limpieza al ejercer el control del PP en Madrid desde la oposición donde ya no podrá “seguir haciendo lo que le dé la gana”, como hasta ahora.

“De un Gobierno con mayoría absoluta y de hacer lo que le daba la gana, como vemos en las portadas, se ha pasado a un gobierno en minoría controlado por Ciudadanos”.

Ha recordado que hoy comparece Esperanza Aguirre ante la Asamblea de Madrid, en la comisión sobre la corrupción después del registro de la sede del partido en la capital. Rivera ha asegurado que “hay un antes y un después” de la llegada de Ciudadanos a la política, sobre todo “en la Comunidad de Madrid” y ha deseado que unos años “la política vuelva a ser lo que es, un servicio público, un servicio a los ciudadanos”.

Un sistema caduco

Ignacio Aguado, portavoz de C’s en la Asamblea de Madrid, destacó que el nuevo episodio del caso Púnica “son los restos” de la política anteriores a la llegada de Ciudadanos, cuando “la corrupción campaba a sus anchas” y no había oposición. El actual sistema está caduco y hay dos salidas, “colapso o transformación”, señaló Aguado.

Lo importante es “lo que se propone”, no “quién lo propone” por lo que Ciudadanos quiere vender esperanza y “construir con lo que nos une”. Eso sí, también luchar “con contundencia contra la corrupción política. Ahí está el acuerdo con el gobierno de la comunidad y los muchos apartados que le impusieron a Cristina Cifuentes.

Anunció Aguado la próxima auditoría sobre la Comunidad de Madrid, “habrá 17 auditorías distintas” para conocer, por ejemplo el “listado de los inmuebles” y también “la lista de los poseedores de las tarjetas de crédito en la comunidad”, que no hay. Una nueva ley sobre Telemadrid y la negativa a apoyar el AVE al aeropuerto de Barajas. Todo muy lógico y comprensible. “Vamos a hacer reformas profundas en la comunidad”, terminó diciendo Ignacio Aguado.