Menú Buscar
El mapa del mundo con los países que gozan de plena democracia, según la unidad de inteligencia de The Economist

España se mantiene como una de las "democracias plenas" por delante de Estados Unidos y Francia

La unidad de inteligencia de 'The Economist' deja a España entre los países de elite y castiga a estados como Italia tras el auge de los populismos

09.01.2019 14:11 h.
4 min

España sigue en la elite de las democracias del mundo. La unidad de inteligencia de The Economist, que elabora el índice cada año, mantiene a España en el 8,08, en el grupo de las democracias plenas, que agrupa sólo al 4,5% de la población mundial. España aparece por delante de Estados Unidos y de Francia, que se quedan en el 7,96 y en el 7,8 respectivamente. El palo se lo lleva Italia, que desciende de forma clara en comparación con el pasado año, tras el auge de los partidos populistas, que han accedido al Gobierno: cae del 7,98 al 7,71.

La unidad de inteligencia de The Economist tiene en cuenta diversos factores, con más de 67 indicadores a partir de cinco categorías: los procesos electorales y el pluralismo, el funcionamiento del Gobierno, la participación política, la cultura política democrática y las libertades civiles. Una de sus conclusiones para 2018 es que el nivel de la democracia, en todo el mundo, ha dejado de descender. Sólo 42 países han experimentado un descenso, entre ellos Italia, cuando en 2017 eso ocurrió respecto a 89.

Italia, castigada

En el caso de España se mantiene su valoración, respecto a 2017. En ese año, sin embargo, cayó desde el 8,30 de 2015 y 2016. A lo largo de 2018, con todo lo ocurrido en Cataluña, con los problemas del Gobierno central, con casos de corrupción del PP que provocaron la moción de censura contra Mariano Rajoy y el acceso al poder del socialista Pedro Sánchez, la calidad del sistema democrático no ha salido perjudicada.

De hecho, si se compara con los países del G-20, España quedaría en quinto lugar, solo por detrás de Canadá, Australia, Alemania y Reino Unido

España, quinta democracia del G-20

El caso de Italia es ilustrativo y puede ser un claro aviso para España. El ascenso de partidos populistas, que han llegado al poder, con medidas drásticas respecto a la inmigración, protagonizadas por el ministro Salvini, han perjudicado al modelo político. Y la caída ha sido significativa, de 7,98 a 7,71, lo que deja al país en la categoría de “democracia defectuosa”.

Otros países, con los que se compara a España, como Alemania, figuran en el mismo apartado de democracia plena, con una valoración de 8,68.

El independentismo y Turquía

El independentismo ha insistido en los últimos años en que España ha pasado a ser un país con una “pobre calidad democrática”, con supuestos ataques a la libertad de expresión, o con una justicia mediatizada por el Gobierno, y que habría quedado reflejado con las prisiones preventivas, que se han alargado más de un año, de los políticos independentistas. En muchas ocasiones, los dirigentes independentistas se han referido a España como un país que se acerca a Turquía, por esos casos de “falta de libertad de expresión”. Una de las palabras que más se utiliza es la de “represión”. Pero para la unidad de inteligencia de The Economist España sigue figurando entre los mejores países del mundo, formando parte de un reducido grupo en comparación con todos los estados analizados.

Turquía, precisamente, aparece como un Estado dentro de la categoría de “híbrido”, entre un país autoritario, y un Estado con una democracia defectuosa. La valoración es del 4,37, un descenso respecto a 2017, cuando alcanzó el 4,88.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información