Menú Buscar
Los eslóganes de los partidos para el 10N / CG

Los eslóganes de los partidos para el 10N, al detalle: “Son todos difusos”

El lema de Vox, “España siempre”, es el mejor dirigido, mientras el resto se los podrían intercambiar entre ellos y nadie se daría cuenta, según el especialista Javi Pastor

06.11.2019 00:00 h.
8 min

Es la marca que acompaña a sus siglas durante la campaña electoral, el lema que debe resumir las intenciones de los partidos y definir a qué público se dirigen. Pero lo están haciendo mal. Casi todos los eslóganes de las formaciones políticas en la carrera hacia el 10N “son difusos” y se los podrían “intercambiar” entre ellos sin que nadie se diese cuenta. Esa es, al menos, la impresión de Javi Pastor, copywriter o redactor publicitario, y así lo analiza para Crónica Global.

El analista explica que ya no solo se trata de convencer a los votantes con propuestas, sino que ahora el éxito pasa por la búsqueda de la emoción, por escoger una historia concreta y contarla de modo que haga conectar a los votantes, que se sientan apelados y crean que forman parte de un grupo, de un proyecto común. Pastor argumenta que los dos últimos presidentes de Estados Unidos, Barack Obama y Donald Trump, jugaron muy bien sus cartas en este aspecto, pero, del mismo modo, se echa las manos a la cabeza cuando comenta los eslóganes de PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox para el 10N.

Los eslóganes de los principales partidos del 10N

“Ahora, Gobierno. Ahora, España”. El lema del PSOE “abre demasiadas incógnitas”, según la experiencia de Pastor. “¿Cuál es la propuesta de valor? ¿Qué significa ese ‘ahora’? ¿Antes no era el momento? ¿Por qué?”, se pregunta. El objetivo de este eslogan, opina, es convencer de que hay que votar a Pedro Sánchez, pero se queda a medio camino.

Eslogan del PSOE: "Ahora, Gobierno. Ahora, España"
Eslogan del PSOE: "Ahora, Gobierno. Ahora, España"

“Por todo lo que nos une”. El PP de Pablo Casado mantiene su estrategia tradicional, y es uno de los pocos partidos que no incorporan la palabra España. El lema llama a la “unidad”, en alusión a estos tiempos de división, especialmente por el pulso independentista, pero carece de “mensaje concreto”. Es una frase que también podría usar al PSOE.

Eslogan del PP: "Por todo lo que nos une"
Eslogan del PP: "Por todo lo que nos une"

“España en marcha”. El partido de Albert Rivera trata de hacer referencia al bloqueo institucional. Sin embargo, “a pesar de tener un mensaje o una intención clara, es muy difícil sentirse apelado directamente” con el eslogan de Ciudadanos. Añade: “Es impersonal, no parece que te hablen a ti”. Manda un “mensaje global” que bien podría adoptar Podemos.

Eslogan de Ciudadanos: "España en marcha"
Eslogan de Ciudadanos: "España en marcha"

“Un Gobierno contigo”. El analista opina que se “da por hecho” que un gobierno contará con sus ciudadanos, por lo que cuestiona que Unidas Podemos, el partido de Pablo Iglesias, utilice esta frase en el centro de la campaña. Tampoco aquí encuentra un valor añadido, ni acierta a definir a qué tipo de votante se dirige la formación morada con el lema.

Eslogan de Unidas Podemos: "Un Gobierno contigo"
Eslogan de Unidas Podemos: "Un Gobierno contigo"

“España siempre”. El eslogan de Vox “no es fantástico”, pero es el “más concreto”. El partido de Santiago Abascal “es el que lo tiene más fácil, porque se dirige a un público muy concreto”. Emplea para ello mensajes parecidos a los que utilizó Trump y que recogen el hartazgo de la gente. Este lema, coherente con el discurso del partido, no le pega al PSOE.

Eslogan de VOX: "España siempre"
Eslogan de Vox: "España siempre"

Olvidan a sus votantes, pero quieren los del otro

El especialista anota como posible causa de esta apertura de los mensajes, de esta inconcreción, que “quieren llegar a todo el mundo”. Son muchos los partidos que compiten ahora en las urnas y, en algunos casos, las líneas que los separan (y las de sus votantes potenciales) son muy finas. Pero no advierten que “si hablas a todos, no hablas a nadie”. En todo caso, comparando estos eslóganes con los del 28A, desliza que el único que ha mejorado algo es el de Cs (entonces era “¡Vamos, Ciudadanos!”). El resto, mantiene el mensaje con ligeras variaciones que siguen sin aportar novedades, según Pastor.

Desde su visión, comenta que, primero, tendrían que centrarse en mantener sus votantes, aunque “los partidos nuevos (y cita a Ciudadanos) no saben quién es su público”, porque recogen votos de descontentos de todos los lados. En todo caso, señala que el “hartazgo” y la imprecisión de los mensajes han llevado a más de 800.000 españoles a darse de baja en el Instituto Nacional de Estadística (INE) para no recibir propaganda electoral.

Los casos de Obama y Trump

“En el clima de tensión política en el que estamos instalados es muy difícil pararse un momento a reflexionar y caer en la cuenta de que muchas veces se están expresando mensajes vacíos o que son intercambiables unos por otros”, expone. “Se trata de hacerle ver al ciudadano que le estás hablando a él; necesita sentir que alguien escucha su enfado, que le van a solucionar su problema y que se van a cubrir cualesquiera que sean sus necesidades”, concluye Pastor. Un hecho que tampoco supieron explotar los candidatos en el debate, con exceso de datos –les recomienda agarrarse a hechos y experiencias concretas, como hizo Iglesias en su minuto final, que todo el público pueda entender–. Para él, el mejor fue Sánchez y el peor, el “nervioso” Rivera.

En Estados Unidos, termina, acertaron con sus lemas tanto Obama como Trump. El “Yes We Can” era “inclusivo, te hacía sentir parte de algo que se daba por imposible, si te sumabas estabas logrando algo épico, casi un milagro: poner a un hombre negro en la Casa Blanca”. Además, Obama supo explotar todos los canales de comunicación (algo a lo que no atienden los partidos españoles, obviando así al electorado más joven). Por su parte, el “Make America Great Again” que explotó el actual presidente “giró en torno a la idea de que se habían perdido unos valores, una autenticidad genuina de la sociedad estadounidense y que era momento de recuperar la gloria pasada”.

Eslogan de Obama: "Yes we can"
Eslogan de Obama: "Yes we can"
Eslogan de Trump: "Make America great again"
Eslogan de Trump: "Make America great again"