Menú Buscar
La escuela pública Marià Fortuny de Reus

Una escuela pública catalana exige traductor a los padres castellanohablantes

El colegio Marià Fortuny de Reus pide a los progenitores que vayan acompañados de algún conocido bilingüe a las reuniones con los profesores

15.09.2018 14:58 h.
3 min

Nueva polémica en la escuela pública catalana a raíz del uso del español. Al menos un centro de la región pide a los padres castellanohablantes que acudan a las reuniones con los profesores acompañados de un traductor, siempre que no entiendan el catalán. Se trata del CEIP Marià Fortuny de Reus (Tarragona).

Las redes sociales arden después de que la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) haya compartido en Twitter la guía que el colegio de Reus repartió a los padres con motivo del curso escolar 2017-18, que se repite en el 2018-19.

Avisar al tutor

En uno de los puntos recuerda que las entrevistas con los profesores "son fundamentales". Y aclara: "Si no habláis o entendéis el catalán hace falta que asistáis a la entrevista acompañados de una persona que pueda traducir". Si ello no fuera posible, hay que informar al tutor.

reus escola

Guía para padres de alumnos del colegio Marià Fortuny de Reus, que pide un traductor para los padres castellanohablantes

Queda claro de este modo que los profesores hablarán con los padres exclusivamente en catalán, lo entiendan o no, aunque sus interlocutores se sientan más cómodos hablando en español. En el mejor de los casos, podría producirse una conversación en las dos lenguas, siempre que las dos partes las entiendan. Huelga decir que el español es lengua cooficial en Cataluña.

El 25% de las horas

A raíz de esta publicación, otros usuarios de Twitter han compartido una guía parecida de otro colegio, que posteriormente ha desmentido la información.

En los últimos meses de su gobierno, el PP anunció que estudiaría cómo implementar el castellano como lengua vehicular en las escuelas catalanas, en cumplimiento de las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, que fijaron en un 25% de horas las que había que impartir materias en la lengua de Cervantes en los colegios de Cataluña, para evitar una enseñanza monolingüe en una región que cuenta con las dos lenguas como oficiales.

Casi nadie cumple

La realidad, sin embargo, es que solo el 0,35% de los centros públicos (una docena del total) de infantil y primaria y de secundaria, y a petición de algunas familias, cumple con esta medida. Así es, al menos, desde el curso 2014-15 en algunos centros de Castelldefels, Sant Cugat, Balaguer, Tarragona, Cunit, Salou, Sabadell, Vilanova i la Geltrú, Barcelona y Sant Fost de Campsentenlles. Las denuncias por adoctrinamiento son aparte.

Comentar
Vindobonum 16/09/2018 - 21:35h
Creo que lo refleja es algo todavía peor: para “tapar” un problema de comunicación con los padres, la Dirección del colegio “tira de la manta” con una solución retorcida (no sea que alguien de la Generalitat les recrimine que por qué se puede usar el castellano) y descubre un problema mayor (y que estaba tapado): integración social ínfima o nula de parte de las familias que llevan sus hijos al colegio. Integración que la Generalitat ni se ha molestado ni se molestará en realizar (su máxima ilusión es que esas personas vuelvan a su país cuando se jubilen y sus hijos tengan la mínima educación necesaria para trabajos de baja cualificación; y sobre todo que no molesten ni quieran creerse iguales a los que tenemos ocho apellidos catalanes). Esperemos que las almas cándidas que redactaron el documento empiecen a ser conscientes del problemón que de verdad tienen en su vida diaria laboral: existencia de “banlieues” que entre todos han generado.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información