Menú Buscar
Varios alumnos de una de las escuelas concertadas donde Hacienda ha puesto la lupa por el tema de las donaciones / EP

Los padres de las concertadas podrían tener que devolver lo desgravado desde 2015

La medida está siendo estudiada por Hacienda bajo el pretexto de comprobar que las donaciones a este tipo de escuelas no se derivan en contraprestaciones

05.02.2019 15:34 h.
4 min

El Ministerio de Hacienda pone bajo sospecha las aportaciones económicas que los padres de escolares incritos en centros concertados destinan a estas instituciones. Estas cantidades están tipificadas en la actualidad como donaciones que las familias destinan a las escuelas en la ley de Impuestos sobre la Renta (IRPF), por lo que las familias pueden desgravarse parte de lo aportado. Sin embargo, si hubiera algún tipo de beneficio gracias a la aportación de estas cantidades no podrían ser considerados donativos y, por tanto, no entrarían en las partidas con descuento en la declaración de la Renta.

El diario El Confidencial explica que Hacienda niega que exista un cambio de criterio al respecto, es decir, que su postura siempre ha ido encaminada a descubrir si las donaciones son un método oculto para desgravar más de lo debido. Sin embargo, es la primera vez que el Gobierno estudia el montante recibido por las escuelas concertadas por parte de los progenitores de sus alumnos. "Algo que hasta la fecha nunca se había hecho de forma generalizada", asegura el medio digital.

Retroactivo a cuatro años

En el caso de que la nueva mirada del Ejecutivo de Pedro Sánchez considere estos montantes falsas subvenciones, significaría que ha existido un procedimiento ilegal con respecto al IRPF, por lo que la actuación afectaría a los últimos cuatro años --es decir, desde 2015--, como sucede con todos los impuestos. Sin embargo, el Gobierno insiste en que no pedirán a las familias la devolución de los impuestos desgravados y que no habría actividad. 

Independientemente de que exista o no la obligación de revertir esta cantidad, la decisión actuaría como una subida de impuestos de facto, ya que las familias con hijos en colegios concertados no podrían deducirse el porcentaje correspondiente a las donaciones. En la actualidad, esta figura de ayuda económica permite la reducción fiscal de hasta el 75% para los primeros 150 euros abonados y del 30% para el resto del montante. Es decir, si se fija como media una cuota de 1.000 euros anuales, los padres pagarían 360 euros más en la declaración de la renta.

También afecta al colegio

El grupo parlamentario de Ciudadanos realizó una pregunta al hemiciclo a este respecto, ya que considera que la medida podría afectar de forma "muy relevante" sobre las familias y, también, sobre las propias escuelas. Así, si los montantes ingresados por parte de las familas dejan de ser consideradas donaciones, estos ingresos deberían verse reflejados en el impuesto de sociedades, con su consecuente retención.

El diputado del partido naranja e inspector de Hacienda Francisco de la Torre señala que este cambio de criterio por parte del Fisco podría suponer un "desequilibrio del sistema" escolar en España. Alerta de que podría darse el caso de que muchos padres decidieran inscribir a sus hijos en las escuelas públicas, con el consecuente peligro de que esta red educacional no tenga la capacidad para cubrir la demanda. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información