Menú Buscar
Imagen del restaurador de Blanes que sufrió un escrache de independentistas / CG

Escrache 'indepe' a un restaurador que criticó los lazos amarillos

El CDR de Blanes monta una maratón de actos ante el bufé Sol d'Or de la localidad, cuyo propietario criticó la colocación de los símbolos independentistas

09.09.2018 10:49 h.
4 min

Escrache independentista al restaurante que criticó la colocación de lazos amarillos en las calles de Blanes (Girona). Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), conjuntamente con PDeCAT, ERC, CUP, Adic y la ANC, montaron ayer sábado una maratón de actos frente al bufé Sol d'Or de Blanes (Girona), cuyo propietario había objetado contra la presencia de los símbolos secesionistas frente a su negocio el pasado 31 de agosto.

Según ha informado El Mundo, el pretexto de los partidos y organizaciones pro separación de Cataluña de España era celebrar una cena amarilla por los políticos que están en prisión provisional por organizar el procés independentista. Casualidad o no, lo hicieron a escasos metros del cenador que regenta Manuel García, un empresario local que se enfrentó a los CDR cuando éstos intentaban colocar lazos amarillos frente a su comercio, que da empleo a doce personas.

Juegos para niños

Los eventos, que taparon completamente un extremo del paseo Cortils i Vieta del municipio, a escasos metros del restaurante que regenta el comerciante, arrancaron a las 18:30 horas con juegos infantiles, para seguir con música, parlamentos, un cena, sorteo de cuadros y conciertos musicales.

El acto contó con la presencia de figuras políticas como Gemma Geis, diputada de JxCAT en el Parlamento catalán, o de Joan Margall, electo de ERC en el hemiciclo autonómico. Los cargos públicos destacaron el "buen ambiente" de la velada, sin reparar en que ésta se celebraba a escasos metros del negocio del restaurador que hace unos días fue amenazado por activistas radicales que colocaban lazos amarillos.

Días antes, García había sido arropado por el presidente del PP, Pablo Casado, y el líder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol.

Lazos: un problema de Estado

Cabe recordar que la oposición del empresario a la colocación de símbolos independentistas ante su restaurante no es un capricho del comerciante, ni un hecho esporádico. La presencia de lazos amarillos en el espacio común se trató en una Junta de Seguridad el pasado jueves en el Palau de la Generalitat. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, avisó de que el "espacio público no se puede monopolizar". Su departamento y la Consejería del ramo pactaron que serían los Mossos d'Esquadra los que vigilarían a los que colocan y quitan estos símbolos.

En este sentido, esta misma semana ha trascendido que el juzgado de Instrucción número 14 de Falset (Tarragona) archivaba una denuncia contra 14 personas por retirar lazos amarillos en la provincia. Los sancionados se enfrentaban a multas de hasta 30.000 euros con arreglo a la ley mordaza.