Menú Buscar
Íñigo Errejón junto a Pablo Iglesias en un mitin / EFE

Errejón propone superar las "fórmulas del pasado" que representa Iglesias

Apuesta por un Podemos más "democrático" y "feminizado" que garantice el "derecho al disenso"

3 min

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, defiende la necesidad de construir un partido más "democrático, integrador y descentralizado", en el que se garantice "el derecho al disenso". El nuevo Podemos debe huir de "fórmulas del pasado" como la que defiende, a su juicio, el secretario general, Pablo Iglesias. Errejón ha hecho estas propuestas junto a sus más estrechos colaboradores a través del proyecto Recuperar la ilusión, de cara a la asamblea que su formación celebra este domingo en Vistalegre.

"No podemos dar una respuesta anterior para nuevos retos. No podemos quedarnos en el inmovilismo ni dar pasos atrás, sino hacia adelante", ha reivindicado Errejón, acompañado de dirigentes como Pablo Bustinduy o Àngela Ballester. Para ello, el grupo pretenden dejar atrás la "concentración de poder", necesaria hace un par de años, para afrontar un nueva etapa más "feminizada", y "descentralizada" desde el punto de vista territorial.

Contra la falta de flexibilidad de Iglesias

Los errejonistas no solo consideran que la proposición de Iglesias para Vistalegre es "continuista", sino que supone "repetir fórmulas del pasado" e involucionar al establecer un "sistema mayoritario" de votación. En este punto, Errejón ha aprovechado para afear al equipo del secretario general que no hayan mostrado "demasiada flexibilidad a la hora de intentar llegar a acuerdos".

También ha criticado los plazos establecidos para diseñar y discutir propuestas, que ha estimado insuficiente. "Si hay más tiempo para discutir hay más posibilidades de encontrar lo que nos une en cosas que son tan importantes", ha afirmado Errejón. En este sentido, ha sugerido que la "premura no justificada de la consulta" parece indicar falta de disposición para alcanzar acuerdos.

Rebajar la testosterona

Aun así, en su equipo han asumido que, llegados a este punto, son los militantes los que tienen en sus manos decidir sobre si quieren "avanzar hacia más proporcionalidad y más democracia", o si se quedan "en fórmulas del pasado", propias de "partidos tradicionales".

Por su parte, la responsable de igualdad, Clara Serra, ha pedido "decir adiós" al Podemos de antaño con su "cultura del todo o nada, de conmigo o contra mí, de la competición". Es decir, a una "lógica masculina". "Necesitamos una cultura de cuidar los consensos pero también los disensos. Necesitamos rebajar la testosterona", ha sentenciado.