Menú Buscar
La catedrática de Derecho Constitucional Mercè Barceló y la diputada de ERC Ester Capella en un acto de la Fundación Josep Irla / CG

ERC suelta lastre identitario: menos nación y más democracia

La catedrática Mercè Barceló y la diputada Ester Capella debatieron sobre la necesidad de un independentismo más integrador que permita ampliar su base social

29.01.2018 00:00 h.
4 min

ERC ha puesto rumbo hacia un independentismo menos identitario y más integrador. El objetivo es soltar lastre de una etapa de confrontación protagonizada por Carles Puigdemont y apostar por un proyecto libre de connotaciones nacionalistas.

El pasado jueves se presentó un nuevo número de la revista Eines, que edita la Fundación Josep Irla, vinculada a ERC. El acto consistió en una conversación entre la catedrática de Derecho Constitucional de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Mercè Barceló y la diputada de ERC en el Congreso Ester Capella.

"No reivindico hablar más catalán, reivindico decidir"

El diálogo arrojó luz sobre la futura estrategia de los republicanos, que pasa por menos confrontación y más capacidad de convicción entre los sectores que no se sienten identificados con el independentismo. El objetivo de ERC es ampliar los apoyos sociales de cara a las elecciones municipales de 2019. “El independentismo es una reivindicación de más democracia, no de más nación. No reivindico hablar más catalán ni reforzar rasgos que nos hacen nación en el sentido objetivo. Reivindico el presente, reivindico decidir, y eso es democracia”, explicó Barceló.

La catedrática distingue entre una definición objetiva de nación, basada en la lengua, la cultura o la historia común, y una definición subjetiva, basada en la voluntad de constituirse en comunidad política, en sujeto político. Ella se queda con la segunda porque “es necesario ampliar el número de personas que se puedan sentir parte de este proyecto político". “Esto no está ligado necesariamente al hecho de que nos sintamos vinculados a nuestros ancestros, sino que está ligado al principio democrático”, precisa. Y admite que "ir de la ley a la ley era muy difícil de justificar". Barceló está convencida de que "en la Constitución española un referéndum acordado cabe jurídicamente pero no políticamente, porque no nos reconocen como sujeto político".

Más apoyo ciudadano

Por su parte, la diputada Capella entiende que "haya gente que se pueda sentir nacionalista, pero es un término por el que no me he sentido nunca concernida. Soy independentista porque la independencia es un instrumento para llegar allí donde quiero llegar, que es una república en un espacio físico en el que vive gente y que sirva para dar respuestas a las necesidades de la ciudadanía”.

La política considera que el independentismo tiene “un proyecto en confrontación con un no-proyecto, o un proyecto que a la mayoría de la sociedad catalana no le gusta. Creo que tenemos margen para gobernar bien e interpelar a aquella parte de la ciudadanía que todavía no se siente atraída por el proyecto”.

Cerró el acto Joan Manuel Tresserras, presidente de la Fundación Josep Irla, quien abogó por "una mayor vinculación entre el futuro gobierno catalán y el apoyo ciudadano”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información