Menú Buscar
Quim Torra, a su llegada al Pleno del Parlament / JOB VERMEULEN

ERC se desmarca del “no a todo” de Torra y le insta a “trabajar sin reproches”

La pretendida unidad de los socios del Govern no ha durado ni 24 horas: el presidente catalán insiste en acusar al Gobierno "colonial" del déficit financiero catalán

5 min

Ni 24 horas ha durado la imagen de unidad que el presidente Quim Torra (Junts per Catalunya) y el vicepresidente Pere Aragonès (ERC) mostraron (o intentaron mostrar) durante la presentación de un plan de choque contra la crisis del Covid-19. Durante la sesión de control celebrada hoy en el Pleno del Parlament, los republicanos han instando al president a abandonar “la queja y el no a todo” y a “trabajar sin reproches”, después de que Torra criticara el “paternalismo colonial” de un Gobierno que impide a Cataluña gestionar el ingreso mínimo vital.

Las preguntas dirigidas al president han comenzado con la intervención del diputado de la CUP, Vidal Aragonès, ha preguntado a Torra por el cierre de Nissan. “Debemos tener un plan B, no se puede improvisar”, ha dicho, tras proponer la nacionalización de los centros de trabajo.

Nissan y el "acuerdo granítico de las administraciones"

Torra ha asegurado que “hemos hecho muchas cosas, ahora acompañar a los trabajadores, llegar a un acuerdo granítico de todas las administraciones. No dar la decisión del cierre como definitiva”.

La presidenta del grupo parlamentario Catalunya en Comú-Podem, Jessica Albiach, se ha interesado por la compatibilidad entre el ingreso mínimo vital y la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), pues ha expresado su temor de que se recorten las partidas a esta ayuda catalana que “solo llega a una de cada cuatro personas en situación de pobreza extrema”. Y ha recordado que el Govern tarda en tramitar cuatro meses la concesión de la RGC.

Torra ha asegurado que la Generalitat no hará ningún recorte y ha atribuido al “paternalismo colonial” el hecho de que el Gobierno impida a Cataluña gestionar el ingreso mínimo vital.

Deudas históricas

Sobre la RGC, ha atribuido los retrasos a los 3.400 millones de deuda histórica de la aplicación de la ley de dependencia y a los 3.700 millones pendientes de de la disposición adicional tercera del Estatut.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reprochado a Torra que excluyera a los consejeros de Educación, Salud y Cultura en las comisiones gubernamentales que elaboran un plan de choque contra la crisis del Covid-19. De nuevo, Torra ha reclamado al Gobierno que pague sus retrasos, que flexibilice el techo de déficit y la participación de Cataluña en la gestión de los fondos europeos.

Por parte de ERC, Sergi Sabrià ha apelado a la reconstrucción post-covid en el que se deje atrás la “queja o el no a todo” y que se de prioridad “al trabajo sin reproches”. Pero Torra ha insistido en la existencia de “presos políticos” y en la necesidad de construir una Cataluña “que respeta los derechos, sin presiones de lobbies, profundamente democrática. Y que critique, claro que si. Yo quiero un país libre, rico y pleno”.

"Menos soberbia", exige Cs

La líder catalana de Ciudadanos, Lorena Roldán, ha preguntado al mandatario catalán sobre el baile de cifras de los contagios y fallecidos por la pandemia. “Sin incapaces de contar bien las víctimas. Menos soberbia, encima dicen que con la independencia lo hubieran gestionado mejor. Admito que el Gobierno actuó mal y Cs le ha tendido la mano, pero de forma exigente, no para que pida la autodeterminación ante presidentes autonómicos que lo están haciendo mejor que usted”.

“No hay desfase en las cifras”, según Torra, sino “una muestra de transparencia en la contabilidad de víctimas que “el Gobierno no ha hecho todavía”. “Somos independentistas porque creemos que con toda la soberanía y los recursos lo haríamos mejor. Habríamos aplicado un confinamiento total 15 días antes".

Destacadas en Política