Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y Ernest Maragall, líder de ERC en el consistorio / EFE

ERC salva los presupuestos de Ada Colau en Barcelona

Comunes y PSC se valen de la abstención de los independentistas para tramitar y elevar la propuesta de cuentas para 2020 al pleno municipal

4 min

ERC ha salvado con su abstención la propuesta de presupuestos para 2020 del Ayuntamiento de Barcelona. Barcelona en Comú (BComú) y PSC se han valido de las diez abstenciones de los independentistas para tramitar en comisión la aprobación del borrador de las cuentas para 2020, que ahora se negociará y elevará al pleno municipal de diciembre.

Formalmente, el no veto --no se puede hablar de apoyo-- de los republicanos se ha producido en una comisión extraordinaria de Economía y Hacienda celebrada este miércoles. BComú y PSC han conseguido que saliera adelante la propuesta de cuentas para el próximo ejercicio [el único punto que se sometía al criterio de los grupos] con los votos de los comunes (10) y PSC (8). Los diez concejales de ERC, empezando por su líder, Ernest Maragall, han votado a favor. Junts per Catalunya (JxCat), Ciudadanos, PP y Barcelona pel Canvi, la plataforma amplia de Manuel Valls, han emitido votos contrarios.

Simbolismo

La luz verde a los presupuestos de BComú y PSC que ha dado ERC llega en un momento de fuerte expectación política en España. Ello es así porque PSOE y Unidas Podemos necesitan exactamente lo mismo, una abstención de los republicanos, para que Pedro Sánchez repita al frente del Gobierno, en este caso en un Ejecutivo progresista con el partido morado. No son pocas las voces que apuntan a que el aval secesionista a comunes y socialistas en Barcelona podría ser un cambio de cromos, sino en el Congreso de Diputados, en el Govern de la Generalitat de Cataluña, donde JxCat y ERC necesitan, a su vez, el apoyo de Catalunya en Comú para aprobar sus cifras de recaudación y gasto para 2020.

Ajeno a estas implicaciones, el concejal Jordi Martí (PSC), el auténtico cerebro del borrador de presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona, ha admitido que las negociaciones "se están centrando en ERC". El edil ha precisado que "continuarán las conversaciones hasta el último momento". Maragall le ha respondido que detecta "falta de ambición" en las cuentas y que su abstención no signfica un , esto es, un voto positivo en el pleno de diciembre, cuando se someterá el punto a aprobación definitiva.

Cuentas expansivas

Antes de que ello ocurra, el borrador tendrá que incorporar elementos y soltar otros. El dosier llegará a esta negociación con los independentistas con una configuración expansiva. El Ejecutivo local de Barcelona prevé que el presupuesto de 2020 alcance los 2.898,2 millones de euros, un 9,5% más que el del año en curso, que se prorrogó por falta de consenso. BComú y PSC han firmado una previsión de gastos e ingresos al alza gracias, precisamente, a un incremento esperado de la recaudación del 9,2%. En este sentido, por ejemplo, el documento incorpora una previsión de aumento de transferencias de la Administración General del Estado (AGE) de 83,5 millones. Este guarismo, no obstante, va aparejado a una elaboración y aprobación de cuentas generales, algo que ni mucho menos está garantizado.

En cualquier caso, las cuentas del Ayuntamiento para 2020 podrían convertirse en las primeras de la historia que consigue aprobar la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con el apoyo de algun grupo de la oposición. La munícipe prorrogó las de 2016 y 2019 y consiguió que las de 2017 y 2018 pasaran el corte por una cuestión de confianza.