Menú Buscar
Ada Colau, junto a Oriol Junqueras, en un acto en favor de los querellados por la consulta del 9N.

ERC le endosa a Colau los gastos de Junqueras

Los republicanos se aprovechan de la debilidad de la alcaldesa y prometen apoyar sus presupuestos a cambio de inversiones que debería hacer el Govern

María Jesús Cañizares
3 min

Ada Colau pagará cara su prórroga presupuestaria. Con 11 concejales necesita obligatoriamente del apoyo de otros grupos municipales como ERC, que ha aprovechado la debilidad de la alcaldesa de Barcelona para echarle un cable al líder de su partido, Oriol Junqueras.

Como se sabe, el vicepresidente del Govern gestiona la asfixia financiera heredada del anterior ejecutivo catalán. Y lo que menos necesita ahora es que el Ayuntamiento de Barcelona le recuerde que la Generalitat le debe 140 millones de euros.

El exalcalde Xavier Trias (CDC) ya hizo la vista gorda al respecto en el anterior mandato para no incomodar a su jefe de filas, Artur Mas. Ahora, los colores del Govern y del ayuntamiento son diferentes, pero Colau no está en disposición de reclamar demasiado, dada la situación de minoría en que se encuentra --el Consistorio se compone de 41 concejales, por lo que la mayoría está en 21--.

ERC, cuyo líder municipal es Alfred Bosch, lo sabe y, no solo ha arrebatado a la líder de BCN Comú un compromiso de no menear demasiado esa reivindicación histórica, sino que a cambio de apoyar la prórroga presupuestaria --que implica una modificación de 366,8 millones de euros--, ha logrado que la alcaldesa se comprometa a destinar partidas que suman un total de 20 millones a proyectos que, en realidad, corresponde financiar a la Generalitat.

L9 y L10 del metro

Así, la primera edil ha acordado con los republicanos invertir 15 millones en las obras de las líneas L9 y L10 del metro hasta Zona Franca y La Marina. También ha pactado con ERC el trueque que hay detrás del eterno proyecto de trasladar la cárcel Modelo a la Zona Franca. Así, el ayuntamiento comprará a la Generalitat los terrenos donde está situada la prisión de la Trinitat. Con ese dinero, el Gobierno catalán podrá comenzar a construir la prisión en la Zona Franca. La operación, según las cuentas municipales, está presupuestada en cuatro millones.

Ada Colau pagará otros tres millones por proyectos educativos que competen al Consorcio de Educación de Barcelona. Esta entidad está participada por el ayuntamiento y la Generalitat, pero en los últimos años, el Ejecutivo autonómico ha reducido en gran medida sus aportaciones, de forma que ha sido el consistorio el que ha tenido que cubrir los gastos para no mermar el servicio --un ejemplo son las becas comedor--.

Cheque en blanco

Colau ha aprobado la petición de ERC de destinar dos millones a inversiones en escuelas de baja demanda, así como 315.000 euros a obras para la cuarta línea del Instituto Les Corts. Otro medio millón de euros corresponde al programa de refuerzo escolar Éxit.

Estas partidas se parecen bastante a un cheque en blanco, según ha denunciado la líder municipal de Ciudadanos, Carina Mejías, dado que ninguna de ellas va acompañada de un calendario de devolución al Govern, de garantías o de plazos de ejecución.