Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, Oriol Junqueras y otros dirigentes de ERC, valorando positivamente sus conversaciones con JxCat / ERC (TWITTER)

ERC y JxCat inician negociaciones y Aragonès ya pide otro "referéndum"

Republicanos y posconvergentes instan a iniciar una "nueva etapa" juntos tras más de un lustro gobernando la Generalitat

6 min

ERC y JxCat se han reunido por primera vez este viernes tras las elecciones del pasado 14F con la intención de encarrilar las negociaciones para formar el nuevo Govern. Ambos partidos se han emplazado a aprovechar la "oportunidad histórica" que, según ellos, brinda esta legislatura al independentismo en el Parlament.

La reunión llega después de que tanto ERC como JxCat hayan mantenido encuentros por separado con la CUP, cuyos nueve diputados pueden ser decisivos para la investidura del presidenciable republicano, Pere Aragonès, segundo más votado en los comicios tras el socialista Salvador Illa.

El candidato de los republicanos a presidir la Generalitat ha situado como objetivos primordiales hacia los que debe dirigirse el nuevo Govern la consecución de un referéndum de "autodeterminación", la amnistía de los políticos presos y fugados del procés y "el fin de la represión", apostando por la negociación con el Estado.

ERC habla de "derrota de los poderes del Estado"

ERC considera "muy positiva" su primera toma de contacto con los posconvergente, apuntando que "ha servido para poner en valor tanto la victoria independentista como la nueva derrota de los poderes del Estado" que, a su modo de ver, "querían apartar al independentismo de las instituciones".

Ambos equipos negociadores han destacado que las candidaturas secesionistas "han superado la barrera del 50%" de los votos en las elecciones catalanas --el 48% real en el Parlament, pues en su cálculo incluyen a formaciones extraparlamentarias--, y sienten reforzada su mayoría absoluta al haber obtenido 74 de los 135 escaños del Parlament, gracias a la ley electoral española.

"Nueva etapa" tras más de un lustro juntos

A pesar de llevar gobernando la Generalitat juntas desde 2015 --y de haberlo hecho antes ya CiU con el apoyo externo de los republicanos--, ERC y JxCat instan a iniciar una "nueva etapa en el país que permita avanzar tanto a nivel social como nacional", en la que en opinión de ERC hará falta "tender la mano a más fuerzas".

El presidente de ERC, Oriol Junqueras --a quien la Generalitat concedió el tercer grado tras haber sido condenado por sedición y malversación por el procés-- ha considerado que las victorias de su partido "siempre han contribuido a que el país avance", marcándose entre sus objetivos "la construcción de la República".

Aragonès quiere "sacudir las instituciones"

Por su parte, Aragonès ha hecho una soflama nacionalista en la que ha dicho representar "la llegada del pueblo a las instituciones, pero no para administrarlas ni gestionarlas, sino para dirigirlas, para sacurdirlas y transformar el país". Y por ello reclama formar "un gobierno amplio, el gobierno del 3 de octubre", en clara alusión a las formaciones nacionalistas --en una velada alusión a los comuns-- para defender "el derecho de autodeterminación y la amnistía".

"No podemos frenar la fuerza del 1 y del 3 de octubre escondiéndonos detrás de excusas", ha insistido, en alusión al referéndum ilegal y unilateral de secesión de 2017. El exvicepresidente económico de la Generalitat ha asegurado también que, de ahora en adelante, trabajará "por la justicia social".

Aragonès --al igual que Junqueras-- ha reivindicado el legado de la Generalitat de hace casi un siglo afirmando que "el 14F ha acabado siendo un nuevo 14 de abril [de 1932], y esto permite hacer temblar los fundamentos de los últimos 40 años y construir la nueva Generalitat republicana, pero llevándola al siglo XXI".

"Oportunidad histórica"

Al igual que los republicanos, JxCat también ha puesto de relieve en otro comunicado que en esta "positiva" reunión "se ha acordado abrir una nueva etapa en el independentismo para aprovechar esta oportunidad histórica que han brindado las elecciones".

Mientras ERC --que propone una coalición amplia que incluya no solo a la CUP, sino también a los comunes-- hace hincapié en la necesidad de "tender la mano" a otras formaciones, JxCat pone el acento en un "acuerdo entre las fuerzas independentistas parlamentarias" para avanzar hacia la secesión de Cataluña.

El equipo negociador de ERC lo han formado Marta Vilalta, Josep Maria Jové, Sergi Sabrià y Laura Vilagrà, mientras que el de JxCat lo integraron Jordi Sànchez, Elsa Artadi, Josep Rius, Francesc de Dalmases y Míriam Nogueras.

Destacadas en Política