Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès / EFE - Andreu Dalmau

ERC, JxCat y CUP vuelven a rechazar la reforma laboral del Gobierno: ahora, en el Parlament

Unanimidad secesionista en contra de la nueva normativa laboral impulsada por PSOE y Unidas Podemos, y que se aprobó la semana pasada en el Congreso

3 min

El pleno del Parlament ha denegado su apoyo a la reforma laboral impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez y aprobada en el Congreso de los Diputados la semana pasada, después de que los partidos secesionistas al frente de la Generalitat --ERC y JxCat-- hayan vuelto a expresar su rechazo a la misma.

La Cámara catalana ha debatido este miércoles por la tarde una moción sobre el mercado laboral, presentada por grupo PSC-Units, que incluía un punto en el que se aplaudía la nueva reforma laboral y otro en el que se elogiaba el "diálogo" que Ejecutivo central mantuvo con los sindicatos y patronales para acordar el contenido de esta norma.

'No' unánime del secesionismo

Socialistas, comunes y Ciudadanos han votado a favor de estos dos puntos, mientas que el resto del hemiciclo --ERC, JxCat, CUP, Vox y PPC-- se ha opuesto.

En el debate previo a la votación, los grupos han esgrimido los mismos argumentos que usaron sus homólogos en el Congreso hace unos días.

PSC-Units, comunes y Cs han defendido que esta reforma ayudará a crear empleo de calidad; ERC y CUP han criticado que no se derogue por completo la anterior reforma laboral del PP; JxCat ha sostenido que en la negociación de la nueva ley no se han tenido en cuenta a lo que denomina sindicatos y patronales "catalanes"; y Vox y PPC creen que perjudicará a empresarios y trabajadores.

Reordenación del SOC

La misma moción, en cambio, contenía dos puntos que sí han salido adelante. Uno de ellos insta al Govern a "abordar la reordenación del Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC), con el objetivo de garantizar la intermediación pública y universal para todo el mundo, adaptándola a las necesidades actuales del mercado y de la fuerza del trabajo, así como su descentralización mediante plantes de empleo local".

En otro punto --que también ha sido rechazado-- la moción pedía defender el mecanismo 'RED' de Flexibilidad y Estabilización de la Ocupación y reforzar la Inspección de Trabajo "como forma de flexibilidad interna de las empresas".