Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marta Madrenas (JxCat), Alba Vergès (ERC) y Mreia Vehí (CUP), de izquierda a derecha, airearon la desunión independentista en la Universitat Catalana d'Estiu

ERC, JxCat y CUP escenifican la desunión independentista

Un debate celebrado en la Universitat Catalana d'Estiu aflora las discrepancias que genera la Mesa de Diálogo que propone Pere Aragonès

6 min

Junts per Catalunya (JxCat), ERC y CUP airearon ayer sus diferencias en materia de estrategia independentista. Después de que los neoconvergentes Laura Borràs y Quim Torra arremetieran contra la Mesa de Diálogo de Pere Aragonès en una intervención en la Universitat Catalana d'Estiu (UCE) que se celebra en Prada de Conflent (Francia), la republicana Alba Vergès intervino en el mismo foro para defender la opción de la negociación con Madrid.

Lo hizo en un debate junto a la diputada de Junts en el Parlament y alcaldesa de Girona, Marta Madrenas (JxCat), y la diputada de la CUP en el Congreso Mireia Vehí. Y aunque Vergès intentó optó por la conciliación y la compatibilidad de las diversas estrategias independentistas, lo cierto es que el acto demostró la desunión que este tema genera en el mundo independentista: tanto Madrenas como Vehí abogaron por acciones que permitan "desestabilizar" al Estado.

Precisamente hoy, el presidente Aragonès se ha encomendado a la CUP para aprobar los presupuestos de la Generalitat de 2022, pero los antisistema amagan con romper con ERC si renuncia a la confrontación con el Estado.

Escepticismo

En el debate, que llevaba por título La política: entre el paso corto y la mirada larga, Vergés apeló a la unidad y a ir "fuertes" a la mesa de diálogo con el Gobierno sin cerrarse ninguna puerta. A su juicio, los partidos y las entidades independentistas deben llegar a acuerdos y analizar el escenario a medida que vaya avanzando el proceso de diálogo, y la Generalitat comparta sus avances.

"Por muy escépticos que podamos ser, debemos ir fuertes, ir con los grandes consensos y con la voz alta y la cabeza alta", dijo la republicana, después de que tanto Madrenas como Vehí se mostraran escépticas sobre este espacio, al igual que hicieron días atrás Torra y Borràs.

Sobre si prefiere un referéndum o una Declaración Unilateral de Independencia (DUI), para Vergès el referente es el modelo escocés de consulta pactada, con una campaña que pueda dirigirse a toda la ciudadanía y donde cada catalán pueda votar libremente sobre la independencia, lo que actualmente ve más "factible"; Madrenas, por su parte, ha abogado por la DUI.

Aun así, Vergés precisado que "si el contexto es tan difícil que lo único que lo hace posible es una DUI, el contexto deberá ir detrás con mucha fuerza".

"El Estado no quiere negociar"

Madrenas ha justificado las dudas de su partido sobre la mesa de diálogo: "¿Por qué nos mostramos escépticas? Yo he estado muchos años dando clases en la Universitat de Girona, y daba clases de negociación. El elemento esencial para abordar una negociación es que las dos partes quieran llegar a algún acuerdo".

En ese sentido, ha puesto en duda que existan "indicios y pruebas" de la voluntad negociadora del Gobierno para pactar sobre la amnistía y la autodeterminación, y ha recordado que el propio Ejecutivo lo ha rechazado en declaraciones públicas.

"Creo que a todos se nos plantea un problema. Por eso nosotros muchas veces habíamos hablado de confrontación, porque si queremos negociar de verdad necesitamos que el Estado español necesite negociar. Por querer, no querrá", ha defendido.

A su juicio, eso se hace "desequilibrando al Estado español para que sienta la necesidad de tener que negociar" con la Generalitat, y ha dicho textualmente que aprobar los Presupuestos es lo último que haría ella para conseguir este fin.

Una Generalitat republicana

Vehí ha reclamado a ERC que explique a los catalanes que "una Generalitat independentista es una Generalitat republicana, en el sentido antiguo del término", que según ella es lo que plasmaba el paquete de medidas de izquierdas contenidos en su acuerdo de investidura con los republicanos.

"Las cosas no van por el buen camino, y en este sentido van las declaraciones de la compañera Laia Estrada", ha dicho, en refeferencia a la diputada en el Parlament, quien ha avisado a ERC de que su partido podría no apoyar los presupuestos si los republicanos no apuestan por la confrontación.

Por otro lado, Vehí ha dicho que coincide con la postura "beligerante" que ha expresado Madrenas sobre la mesa de diálogo, aunque cree que es incoherente con reclamar la ampliación del aeropuerto; a su entender, esa ampliación beneficiaría a las oligarquías y no a Cataluña.