Menú Buscar
Gritos contra el pacto entre ERC y PSC que ha permitido desalojar a los convergentes en el Ayuntamiento de Sant Cugat / CG

ERC y Junts acaban a gritos en Sant Cugat

Después de 32 años de gobierno, Mireia Ingla desaloja a los convergentes, quienes la llaman "alcaldesa del 155"; los republicanos se defiende abucheando a "los del 3%"

15.06.2019 15:05 h.
3 min

Bronca independentista en la constitución del pleno de Sant Cugat del Vallès (Barcelona). Un pacto entre ERC, CUP y PSC ha finiquitado 32 años de gobierno convergente en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), que a partir de ahora estará gobernada por la republicana Mireia Ingla.

La investidura de la primera edil ha transcurrido en un ambiente de máxima tensión, ya que los simpatizantes de Junts per Catalunya han acusado a ERC de pactar con "los del 155", mientras que los republicanos acusaban a los neoconvergentes de ser los responsables del "3%", en referencia al cobro de comisiones por adjudicación de obra pública, que ha dado lugar a diversas investigaciones judiciales. "El pacto de la vergüenza" y "por los presos políticos y exiliados ningún pacto con el 155", son algunos de los lemas escuchados en el convulso pleno.

En una rueda de prensa conjunta entre ERC, PSC y CUP, Ingla justificó en que "ningún partido gobierna eternamente" y que oportunidad que se presentaba ahora "era histórica y no se podía desaprovechar".

Adiós a la hegemonía convergente

Sant Cugat, una de las ciudades con más renta per capita de Cataluña, lleva en manos de los convergentes desde 1987, cuando Joan Aymerich se hizo con la alcaldía. En 1999 le relevó Lluís Recoder, que luego se convertiría en consejero de la Generalitat y promesa de un nacionalismo moderado, hasta que se desmarcó de la radicalidad independentista de CDC. 

Mercè Conesa, la actual presidenta del Puerto de Barcelona, sustituyó a Recoder tanto en el liderazgo del partido local y en la alcaldía en 2010 hasta 2018 --cuando recibió el cargo en la institución portuaria--, ya bajo la marca JxCAT. La última alcaldesa neoconvergente de Sant Cugat ha sido Carmela Fortuny.