Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, quien pide lealtad a Junts / EUROPA PRESS

ERC chantajea al Gobierno: o investiga el supuesto espionaje o puede tumbar el plan anticrisis

La formación secesionista apela a "ser útil al pueblo catalán", exige dimisiones "cuanto antes" y considera que "no hay dudas" de que el Ejecutivo está tras el denominado 'Catalangate'

Ricard López
6 min

Los dirigentes secesionistas de la Generalitat de Cataluña insisten con su chantaje al Gobierno español por el supuesto caso de espionaje del denominado Catalangate. Si ayer domingo era la consejera de Presidencia, Laura Vilagrà, quien advertía al Ejecutivo central sobre la posibilidad de que ERC rompa su apoyo parlamentario tras reunirse con el ministro Félix Bolaños, este lunes la portavoz de la formación republicana, Marta Vilalta, ha ido incluso un paso más allá amenazando con una medida concreta: boicotear la aprobación en el Congreso de las medidas y ayudas contra la crisis económica.

ERC se plantea votar en contra del decreto del Gobierno español con medidas económicas y sociales para hacer frente a las consecuencias de la guerra de Ucrania. "¿Es una posibilidad? Sí", ha reconocido Vilalta de forma tajante. "Lo decidiremos en los próximos días", ha abundado.

Exige dimisiones "lo antes posible"

La diputada de ERC en el Parlament ha acusado al Gobierno de plantear medidas "cosméticas" frente al presunto espionaje --no confirmado, y de autoría desconocida-- a unos 60 dirigentes secesionistas con el programa Pegasus, y ha exigido al Ejecutivo a apresurarse para buscar culpables y asumir "responsabilidades" y dimisiones "lo antes posible".

"Veremos en próximas horas cómo evolucionan los hechos y cómo son las actuaciones. Y en base a eso, acabaremos de decidir nuestra posición sobre próximas votaciones en el Congreso. Estamos ante una vulneración de derechos y eso lo condiciona todo. Ha roto confianzas, ha afectado relaciones y será importantísimo ver cuál será la reacción del Gobierno, que hasta ahora es absolutamente insuficiente", ha afirmado Vilalta, dando por hecho la credibilidad del estudio de la entidad Citizenlab, coordinado por el simpatizante independentista Elies Campo.

"Ser útil al pueblo catalán"

ERC tomará la decisión que considere "más adecuada" y siempre en base a "ser útil al pueblo catalán", pues dice ser consciente de la importancia para la ciudadanía del decreto de que se someterá a votación este jueves con medidas económicas y sociales para paliar los efectos de la crisis derivada la invasión rusa a Ucrania.

De todas formas, Vilalta ha avisado que ante la "gravedad" del "escándalo" del supuesto espionaje, "pueden peligrar todos los proyectos o iniciativas si el Gobierno no actúa como un gobierno transparente y democrático. Quien rompe la confianza es el Gobierno que ha permitido un escándalo de tal magnitud. Sabrá él las consecuencias o acciones que deberá hacer para recuperar la confianza", ha añadido.

"Medidas cosméticas"

A pesar de la falta de pruebas de sus acusaciones, según Vilalta "a día de hoy ya no hay nadie que dude de que quien está detrás del caso es el Gobierno español y que quien ha comprado Pegasus es el Estado". Y por ello cree que la Moncloa "no puede hacer ver como si no hubiera pasado nada". "No puede escudarse en la Ley de Secretos Oficiales o en que no se sabía, no pueden hacer ver que no tenían la información, porque sería doblemente grave". En opinión de la dirigente secesionista, una orden judicial tampoco "puede sostener esto".

Vilalta, asimismo, ha desdeñado las iniciativas anunciadas por el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, tras reunirse con la consellera Vilagrà, calificándolas de "cuatro medidas cosméticas que no bastan". "Hace falta investigación, información, transparencia y asunción de responsabilidades", ha recalcado. Y ha proseguido con sus acusaciones contra el Gobierno, afirmando que ERC "no abandonará nunca la bandera de la negociación" ni la dejará en manos de "los que no se la merecen y que, en lugar de apostar por el diálogo, lo que buscan es espiar al adversario de forma ilegal".

El PSOE, en vilo

Al hilo de las amenazas de los dirigentes secesionistas, el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, ha dicho que no entenderían que ningún partido votara en contra del decreto anticrisis. Así, ha instado a apoyarlo tanto al PP como a ERC, formación a la que ha recordado que un asunto no tiene nada que ver con el otro.

Sicilia, asimismo, se ha mostrado partidario de constituir la Comisión de Secretos con todos los grupos parlamentarios, a pesar del rechazo de partidos como PP y Vox a que formen parte de la misma Bildu y otras formaciones secesionistas.