Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La vicepresidenta de JxCat, Elsa Artadi (i), y el candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès (d), en una reunión del Govern / EFE

ERC plantea a JxCat un gobierno bicéfalo para retener Hacienda

Los republicanos proponen dos vicepresidencias, una de Economía y Empresa con Artadi o Tremosa, y otra de Cultura para Borràs, pero mantendrían el control de la fiscalidad y los presupuestos

5 min

Las negociaciones entre ERC y Junts per Catalunya (JxCat) continúan. Con permiso de la CUP, que de momento no aclara si su apoyo pasa por entrar en un futuro gobierno independentista o presidir la Mesa del Parlament. Poco o casi nada se sabe del reparto de cargos del nuevo Consell Executiu, pero según ha podido saber Crónica Global, los republicanos plantean ahora la creación de dos vicepresidencias, una de Economía y Empresa y otra de Cultura, ambas dirigidas por los neoconvergentes. Sin embargo, el negociado económico no quedaría totalmente en manos de JxCat, pues los asuntos relacionados con la fiscalidad y los presupuestos de la Generalitat “irían aparte”, es decir, bajo la tutela republicana.

Si se consiguiera el pacto entre formaciones independentistas, esta fórmula permitiría a Pere Aragonès, que aspira a ser investido presidente, asegurar ante la CUP --e incluso ante los comunes, pues no renuncian a su apoyo-- que el modelo económico catalán no estaría en manos exclusivamente de una formación neoliberal como JxCat. Durante la campaña electoral se visualizó el rechazo de candidatos como Joan Canadell a mantener el impuesto de sucesiones, mientras Jordi Sànchez defendía su permanencia y Laura Borràs evitaba pronunciarse, aunque aseguró, no obstante, que “incrementar la presión fiscal no es la mejor solución. Es la solución menos imaginativa”.

Veto a Artadi y Tremosa

Pese a ello, según explicó este medio, a los antisistema les desagradan los dos nombres que suenan para ocupar esa vicepresidencia de Economía y Empresa. Por un lado, Elsa Artadi, que fue consellera de Presidencia y portavoz durante cuatro meses en el gobierno de Quim Torra, y que entró en la Generalitat de la mano de Andreu Mas-Colellexconsejero de Economía con Artur Mas. Y por el otro, Ramon Tremosa, exeurodiputado que accedió al cargo de consejero de Empresa por indicación de Carles Puigdemont. Pero es que, además, existe una pugna entre Artadi y Tremosa sobre esa vicepresidencia. Y ahí entraría en juego alguien que, desde un principio, había sido eliminado de la ecuación gubernamental por los republicanos: Joan Canadell, polémico expresidente de la Cámara de Comercio y número tres de la lista de JxCat en las elecciones. Si Artadi y Tremosa no se ponen de acuerdo, Canadell sería la solución salomónica.

Ramon Tremosa, Gemma Geis, Laura Borràs y Albert Batet (de izquierda a derecha) en un acto de partido / JUNTS
Ramon Tremosa, Gemma Geis, Laura Borràs y Albert Batet (de izquierda a derecha) en un acto de partido / JUNTS

Borràs regresaría a Cultura

En cuanto a la vicepresidencia de Cultura, con un perfil mucho más político, Laura Borràs parece reunir las mejores condiciones. Borràs ya fue consejera de Cultura, así como directora de la Institució de les Lletres Catalanes. Fue en este último cargo donde, según sospecha el Tribunal Supremo, la dirigente de JxCat fraccionó contratos. También ha sonado para presidenta del Parlament, donde su inhabilitación tendría una mayor repercusión mediática y política. Josep Costa, hombre de máxima confianza de Puigdemont y vicepresidente del Parlament en la pasada legislatura, y Meritxell Budó, miembro de la old Convergència, también se habían postulado para presidir el Parlament. 

Sin embargo, los cupaires también aspiran a dirigir la Cámara catalana, cargo que se ha convertido en el verdadero escollo de las negociaciones para formar gobierno. El debate prosigue y todos los escenarios están abiertos. 

Destacadas en Política