Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La diputada y portavoz de ERC en el Parlament, Marta Vilalta / EUROPA PRESS

ERC amenaza al Gobierno: dice que se aleja "cada vez más" de su aval a los Presupuestos

Los republicanos advierten a Pedro Sánchez de que el Ejecutivo "se tendrá que esforzar mucho" para satisfacer sus exigencias y acusan a Pedro Sánchez de "ponerse de perfil" a pesar de sus indultos

Ricard López
6 min

ERC intensifica su presión sobre el Gobierno español para que la Generalitat secesionista obtenga contrapartidas a cambio del apoyo de los republicanos a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Así lo ha advertido este lunes la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, advirtiendo de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez está "alejándose cada vez más" de conseguir su aval a las cueltas.

"Se tendrá que esforzar mucho"

"El Gobierno se tendrá que esforzar mucho. Lo que vemos hasta ahora es que van en la línea contraria de la que tendrían que estar haciendo para encontrar nuestros apoyos parlamentarios", ha sostenido la dirigente secesionista en rueda de prensa.

Vilalta ha explicado que la negociación sobre las cuentas todavía no ha comenzado, más allá de una primera ronda de contactos, pero ha insistido en que "el Gobierno está muy lejos" de las exigencias de ERC.

"Lo está poniendo muy difícil"

En su opinión, para que los republicanos puedan aprobar los PGE es necesario un contexto político favorable y "si el Gobierno del Estado actual se comporta como gobiernos anteriores de otro color, lo está poniendo muy difícil".

Sin embargo, ha reiterado que los republicanos están abiertos a negociar las cuentas que, según los secesionistas, sean beneficiosas para Cataluña: "Si llegamos a unas cuentas que puedan ser positivas para el país, allí estaremos. Si no, no".

Apoyo a Puigdemont

La portavoz de ERC, asimismo, ha cerrado filas con el expresidente de la Generalitat fugado de la justicia Carles Puigdemont (JxCat), lamentando su detención en un desplazamiento a Cerdeña. A su modo de ver, la posterior puesta en libertad del eurodiputado posconvergente ha sido un "nuevo revés de la justicia europea hacia la justicia española, y ya van unas cuantas".

La diputada republicana en el Parlament ha exigido incluso al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que deje de "ponerse de perfil" y proponga una solución "política" para acabar con lo que ella denomina "represión" contra el secesionismo a raíz del procés, a pesar de los indultos concedidos por éste a los mandatarios encarcelados por sedición y malversación por el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia de Cataluña de 2017.

"Judicialización"

"Ya basta de pasar de puntillas por la represión y la judicialización. El Gobierno español debe hacer una propuesta de solución política. Porque si no la hace, está siendo cómplice de esta represión", ha alertado la mandataria de ERC, insistiendo en que, para su partido, esta solución pasa por una amnistía.

Vilalta ha argumentado que el Gobierno puede hacer mucho más de lo que hace porque tiene capacidad "de cambiar aquello que no funciona en el Estado" y le ha reclamado que deje de poner excusas.

Pese a esto, la dirigente de ERC se ha reafirmado en su apuesta por la vía del diálogo: "No hay alternativa posible. Tenemos una vía que queremos explorar".

Asimismo, Vilalta ha desvelado que en la mesa de diálogo también se negocia la libertad de Puigdemont y ha defendido que quien debe dar respuesta es el Estado, y que el nacionalismo gobernante en Cataluña debería interpelar al Gobierno central, en lugar de criticarse entre independentistas.

Críticas a Colau

Sobre los botellones y disturbios de este fin de semana en las fiestas de La Mercè en Barcelona, Vilalta ha acusado al ayuntamiento de la ciudad de "buscar excusas" y de culpar a la Generalitat de lo ocurrido, a pesar de que las competencias en materia de seguridad en Cataluña recaen sobre el Govern que encabezan tanto ERC como JxCat y su Consejería de Interior.

"Siempre buscan culpables y nunca asumen responsabilidades", ha sostenido Vilalta, instando a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a asumir sus responsabilidades porque, según sus palabras, el Govern secesionista y e Interior estuvieron donde debían y colaboraron con la Guardia Urbana, y cree que el Gobierno municipal no hizo todo lo posible. Unas responsabilidades que, sin embargo, no ha exigido para los alcaldes nacionalistas de otras localidades catalanas como por ejemplo TarragonaLleida --ambas gobernadas por ERC-- o Girona (JxCat), donde también se han producido botellones problemáticos y masivos en los últimos días.