Menú Buscar
Pere Aragonès (ERC) en una imagen de archivo / EFE

ERC descarta la alianza con PSC tras las elecciones

Pere Aragonès considera que los proyectos de los republicanos y los socialistas son "antagónicos" respecto a la autodeterminación

3 min

ERC rechaza la posibilidad de crear un Govern en coalición con el PSC en un futuro próximo. Así lo reconoció el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, al asegurar que el partido republicano y el socialista tienen posturas antagónicas respecto a la autodeterminación de Cataluña. 

El republicano, cuyo nombre resuena como posible cabeza de lista para la convocatoria de comicios anunciada ayer por Quim Torra --aunque aún sin fecha--, declaró en una entrevista en TV3 que ERC tiene "una división muy clara e insalvable con el PSC". "Su horizonte no es el ejercicio del derecho de la autodeterminación", un detalle que impide, desde su punto de vista, un pacto poselectoral. "Los proyectos son antagónicos", aseguró Aragonès solo unas horas después de que la diputada socialista Eva Granados asegurara que su partido "no haría presidente a un independentista".

Independentismo en las urnas

Las primeras encuestas tras el adelanto electoral en Cataluña --después de aprobar los presupuestos de la comunidad-- dan una cómoda victoria a ERC, seguida por los socialistas catalanes. Sin embargo, Aragonès especificó que espera mucho más de estos comicios: que sirvan como acicate para que JxCat acepte su vía política.

El vicepresidente del Ejecutivo catalán consideró que los comicios serán una oportunidad para, una vez recibido el apoyo de la ciudadanía, tejer una estrategia unitaria para el independentismo. Ha reconocido que entre los neoconvergentes y los republicanos hay "visiones diferentes" y, por ello, considera "bueno" que se pase por las urnas "y que se vea el grado de apoyo de la ciudadanía" para cada proyecto.

Objetivo: aumentar el voto 'indepe' 

Aragonès se mostró "convencido" de que "esta mayoría independentista que hay en la calle y en las urnas debe servir para superar el 50% del voto". Pero también reconoce que al movimiento le falta empuje. 

"Si queremos ganar la independencia tenemos que ser mucho más fuertes", aseguró y agregó que es necesario "forzar todavía más al Estado" para que ceda ante un nuevo "referéndum de autodeterminación".

Destacadas en Política