Menú Buscar
Miquel Pueyo (i) y Pau Ricomá (d), los dos nuevos alcaldes de Lleida y Tarragona, respectivamente / Fotomontaje CG

ERC desbanca a los socialistas en Lleida y Tarragona

Miquel Pueyo y Pau Ricomá se hacen con la vara de mando en las dos capitales de provincia tras llegar a un acuerdo con los 'comuns'

15.06.2019 15:07 h.
3 min

Esquerra republicana desbanca al PSC en Lleida y Tarragona. Los dos nuevos alcaldes de las dos capitales de provincia serán los republicanos Miquel Pueyo y Pau Ricomá, respectivamente. Ambos se han hecho con la vara de mando este sábado tras llegar a un acuerdo con los comuns.

Pueyo ha logrado ser investido paer en cap también con el apoyo de JxCat, y acaba así con 40 años de gobiernos socialistas en la capital del Segrià --interrumpidos por el periodo de CiU (1987-1989)--. El republicano ha sumado 15 de los 27 votos posibles para convertirse en el primer alcalde republicano de la ciudad desde la Segunda República.

Investigación sobre el 1-O

En su primer discurso, el republicano ha anunciado una moción sobre la situación de los encausados por el proceso soberanista y una investigación sobre la actuación policial en Lleida el 1-O.

Pueyo ha apuntado que, una vez se constituya el gobierno municipal, planteará al pleno "una serie de medidas relacionadas con la situación de las personas presas encausadas por el procés y la creación de una comisión extraordinaria para establecer una narración objetiva de los hechos ocurridos en Lleida el 1 de octubre y dar apoyo a las víctimas de la violencia".

Tarragona

Por su parte, Ricomá se ha convertido en primer edil de Tarragona gracias a los votos de JxCat, comuns y la CUP. Desbanca así al actual alcalde, el socialista Josep Fèlix Ballesteros, y pone fin a sus 12 años de mandato.

En su primer discurso como alcalde, ha agradecido a las formaciones independentistas que lo han apoyado, por hacer posible "el cambio en Tarragona", y ha tendido la mano al resto de partidos para trabajar más allá de las discrepancias ideológicas.

"Presos políticos"

Pese a su mano tendida, el nuevo alcalde ha aprovechado su intervención para hacer referencia a los políticos catalanes en prisión preventiva por el referéndum ilegal, y ha manifestado que  "no es de recibo tener representantes del pueblo como presos políticos".