Menú Buscar
El presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, en la Cámara catalana / EP

ERC condiciona los presupuestos del Gobierno con la mesa de diálogo

El vicesecretario general de comunicación y estrategia de los republicanos, Sergi Sabrià, acusa a Carmen Calvo de "pasarse de frenada"

2 min

El pacto ERC con el PSOE empieza a condicionar ya el Gobierno, ni siquiera conformado, de Pedro Sánchez. El vicesecretario general de comunicación y estrategia de los republicanos, Sergi Sabrià, avanza que el partido no se sentará a negociar los presupuestos si no “avanza” la mesa de diálogo.

El presidente del grupo de Esquerra en el Parlament subraya la importancia “trascendental” de las negociaciones de dicha mesa porque de otro modo “no hace falta hablar de ni de partidas ni de presupuestos”, amenaza en una entrevista a la Agencia Catalana de Notícies (ACN).

Mensaje a Calvo

Sabrià acusa a la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, de haber “pasado de frenada” al asegurar que el pacto entre PSOE y ERC conlleva “llegar a acuerdo en los presupuestos”.

El vicesecretario republicano asegura que el acuerdo al que llegaron dejaba claro que “Todo lo que tuviera que ver con la gobernabilidad quedaba para después y en función de la evolución” de la mesa de diálogo, insiste.

Reproches a JxCat

Esquerra también se dirige a sus socios en el Gobierno catalán, JxCat, y su insistencia en llevar a un relator a los encuentros. Sabrià subraya que no se trata de poner “nuevos condicionantes” a las negociaciones, sino de hacerlas avanzar.

Aun así, el presidente parlamentario de ERC recuerda que un primer contacto entre Sánchez y Quim Torra, como la llamada que va a producirse hoy, es un buen arranque.

Apoyo al pacto

Sabrià defiende el pacto de investidura entre Esquerra y PSOE valorando positivamente que se pueda hablar de todo. Un paso, dice, para llegar a “consensos de país”.

Los republicanos también aplauden las palabras de Pedro Sánchez durante la sesión de investidura que apostaban por el diálogo y la desjudicialización del conflicto con los independentistas.