Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los diputados electos de la CUP Xavier Pellicer y Laia Estrada / CUP

ERC ve "avances notables" en sus negociaciones con la CUP

La formación radical insiste en exigir cambios en los Mossos, la "autodeterminación" de Cataluña y "cuando llegue el momento, desobediencia" y los republicanos reclaman la "construcción nacional"

6 min

ERC ha constatado este martes "avances notables" en una nueva reunión de negociación con la CUP --la cuarta que trasciende públicamente desde las elecciones del 14 de febrero--, en la que han abordado propuestas del ámbito de la vivienda, la salud y los servicios públicos, según han informado ambas formaciones independentistas.

El diputado electo de la CUP Xavier Pellicer ha explicado en rueda de prensa telemática que han abierto con ERC espacios de trabajo en ámbito de la vivienda, servicios públicos y el denominado derecho de "autodeterminación" para Cataluña: "Seguimos trabajando para hacer posibles los avances para este nuevo ciclo", ha sostenido el dirigente ultranacionalista junto a la también diputada electa Laia Estrada.

Críticas a los cuerpos policiales

Desde la formación ultranacionalista, que sigue sin condenar los violentos disturbios de los últimos días en Cataluña, insisten en sus críticas a los Mossos d'Esquadra, sobre los cuales aseguran que están trabajando para que en los próximos días "sea factible" que brigadas policiales de orden público no participen en desahucios. Sobre el modelo policial de Cataluña, resaltan que les parece bien abordarlo a medio y largo plazo.

En este sentido, apuntan sin embargo que "hay consensos que no pueden esperar a un debate de un nuevo modelo", como evitar el uso de balas de foam, las acusaciones a activistas afines a su causa desde el Govern, y en reprobar la "impunidad" que, según Pellicer, ven en cuerpos policiales. La CUP exige cree que tanto ERC como Junts per Catalunya (JxCat) y los comuns se deben comprometer con estos objetivos.

Exigencias a JxCat y los comuns

El dirigente ha destacado que durante las próximas semanas verán hasta qué punto ERC, JxCat y comuns están comprometidos con abrir el nuevo ciclo que exige la CUP, en lugar de "mantenerse en una posición de desgobierno como la que ha habido los tres últimos años", de la que la CUP no será una muleta, ha advertido.

Pellicer ha detallado que también han abierto un espacio de trabajo sobre sanidad con ERC, y ha apostado por un modelo 100% público que revierta las privatizaciones actuales.

"Construcción nacional"

Los republicanos, por su parte, han explicado en un comunicado que han abordado la "construcción nacional, y cuáles deben ser los retos y los próximos pasos en el camino hacia la República Catalana en esta legislatura".

ERC ha asegurado en el encuentro ambos partidos "han podido dar un paso adelante en las negociaciones" y que ha habido buena sintonía, y han acordado que seguirán negociando a través de diversas reuniones de trabajo sobre los ámbitos tratados --en otros encuentros habían abordado la seguridad y el orden público, tras protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél--.

Mesa del Parlament

Preguntado sobre el papel que quieren tener en la Mesa del Parlament, Pellicer ha insistido en que la CUP no busca "sillitas", sino acuerdos políticos, y ha augurado que la Mesa tendrá un papel crucial en dos ámbitos en esta legislatura: frenar a la "extrema derecha", e impedir limitaciones desde ámbitos como el Tribunal Constitucional (TC).

La CUP, asimismo, se muestra dispuesta a asumir "cualquier responsabilidad" judicial desde la Mesa del Parlament: "La Mesa y la Presidencia de la Mesa tendrán un papel fundamental y, pese a la represión que pueda suponer, nosotros estamos dispuestos a asumir cualquier responsabilidad en este ámbito", ha dicho el diputado electo.

Recurso al IRPF

El mandatario de la CUP lamenta que el Gobierno central haya acordado presentar ante el Tribunal Constitucional (TC) un recurso de inconstitucionalidad contra la subida del mínimo personal y familiar del IRPF, que se acordó para los Presupuestos catalanes de 2020, con un acuerdo del Govern con los comuns.

"En el marco de un Estado autonómico y de un Estado basado en una monarquía y corrupta que funciona bajo los designios del Ibex 35, los derechos sociales y mejoras sociales no tienen cabida", ha afirmado Pellicer, que ha defendido que la única salida es una postura firme.

"Desobediencia"

"Hace falta valentía y, cuando llegue el momento, desobediencia. Estamos en esta línea, y estamos trabajando para hacer ver a Junts, ERC y comuns que esta es la única vía" ante una dinámica que impide sacar adelante propuestas sociales y de derechos civiles y políticos, según el dirigente de la CUP.

Estrada ha explicado que este mismo martes se han reunido también con la Mesa Sindical de Sanitat y ha recordado que su formación apoya la convocatoria de huelga del sector, en plena epidemia del coronavirus, para el 10 de marzo, y ha dicho sobre los profesionales del ámbito: "No quieren más reconocimiento, sino que lo que quieren y necesitan son mejoras de sus condiciones laborales".