Menú Buscar
La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, en rueda de prensa telemática / EUROPA PRESS

ERC considera "un ataque sin precedentes a la democracia" la inhabilitación de Torra

Los republicanos se conjuran para pilotar un período de "interinaje" al frente de la Generalitat

4 min

"Ataque a la democracia", "Estado demofóbico", "represión feroz"... Así ha calificado ERC la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat durante un año y medio por desobediencia por haber desoído las órdenes de la Junta Electoral de retirar pancartas partidistas de los edificios públicos catalanes en campaña electoral. La formación independentista ha cerrado filas de forma contudente con sus socios de JxCat al considerar que "sólo el Parlament puede decidir quién es el presidente", ignorando así un principio elemental de la democracia: el respeto a la ley y a la separación de poderes.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha cargado con dureza contra la sentencia del Tribunal Supremo abogado por asegurar un Govern lo más fuerte posible tras la inhabilitación de Torra y pilotar ahora un "período de interinaje" en Cataluña. Así lo ha manifestado en una declaración institucional de su partido, al cual pertenece el vicepresidente del Govern Pere Aragonès, quien está llamado a asumir algunas de las funciones del mandatario cesado.

"Nos vemos en las calles"

Vilalta ha hecho un llamamiento a la "unidad estratégica" del independentismo para hacer frente "al adversario común", en alusión al Estado. "La represión nos quiere divididos y vencidos. Tendremos una respuesta de país. Todos sabremos estar a la altura. Nos vemos en las calles y las plazas para dejar que se escuche la voz de la libertad contra la represión. Demostraremos que la fuerza del independentismo es cada vez más grande”, ha manifestado Vilalta en plena crisis sanitaria, social y económica del coronavirus.

Tras insistir en que ERC estará siempre al lado de Torra, la dirigente de ERC ha considerado que la sentencia de inhabilitación representa, según ella, "un día triste para la democracia en Cataluña porque un tribunal vuelve a decidir por los catalanes", ha sostenido, como si los actos y decisiones de los dirigentes de la Generalitat pudieran estar al margen de la ley.

"Escándalo democrático"

Vilalta ha señalado además que el Estado puede "inhabilitar, prohibir o encarcelar", pero no "enjaular ideas".

Según Vilalta, la inhabilitación de Torra es "un golpe más en un camino irreversible hacia la libertad" y la "república catalana".

En opinión de los dirigentes de ERC, la sentencia del Supremo sobre Torra --quien reconoció haber desobedecido a la JEC-- representa un "escándalo democrático", todavía más grave dada la situación de la pandemia del coronavirus y las consecuencias económicas y sociales que se han derivado.

Destacadas en Política