Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marta Vilalta, secretaria general adjunta y protavoz de ERC / EP

ERC amenaza con pactar con CUP y comunes: “Una parte de Junts quiere elecciones”

Los republicanos elevan el tono tras aplazar el ultimátum lanzado sobre los posconvergentes para cerrar el pacto de investidura y evitar una repetición electoral

3 min

ERC ha amenazado este viernes con gobernar en solitario con un pacto de estabilidad para la legislatura con la CUP y los comunes, tras constatar que las negociaciones con su socio preferente, Junts, continúan estancadas. Una alternativa que no recogería una mayoría en el Parlament, por lo que requeriría de una muy difícil abstención por parte del PSC o los propios posconvergentes, que en este escenario quedarían fuera del Ejecutivo.

"Intuimos que hay una parte de Junts que quiere elecciones, pero es una irresponsabilidad", ha asegurado la portavoz republicana, Marta Vilalta, en una entrevista en RTVE. "Son personas que forman parte de Junts que son ruidosas, que se hacen notar", ha lamentado.

Sintonía con los comunes

Vilalta ha apuntado que la prioridad de Esquerra será evitar el escenario de repetición electoral, por lo que estarían dispuestos a gobernar en solitario aunque no sea su opción preferida. En este caso, acudirían en busca del apoyo de la CUP, con quienes ya cerraron un acuerdo, y "si es necesario también con los comuns".

Según ella, en las conversaciones con En Comú Podem ambas formaciones coinciden en la necesidad de formar Govern para evitar unas nuevas elecciones. Las negociaciones con la confluencia morada se podrían abordar "durante los próximos días" para no agotar los plazos, ya que el 26 de mayo se agota el término para alcanzar un pacto y, de no ser así, la convocatoria electoral sería automática.

Otro ultimátum

ERC ha urgido a no llegar al 20 de mayo sin acuerdo, el nuevo límite que ha fijado el partido a Junts después de que se sobrepasara el ultimátum inicial del 1 de mayo sin avances significativos en las negociaciones. El escollo principal continúa siendo el papel que debe jugar el Consejo de la República en la nueva legislatura.

ERC se niega a que el organismo comandado por Carles Puigdemont desde Bélgica pueda controlar el Govern, mientras que los posconvergentes no están dispuestos a descolgar este asunto de un pacto de legislatura para abordarlo más adelante, como plantean sus interlocutores. "¿Debe ser un impedimento para formar Govern? Creemos que no", ha señalado Vilalta.