Menú Buscar
Palomas y halcones en Cataluña

ERC admite el fracaso del 'procés'

La ponencia que los republicanos debatirán en su conferencia política rechaza la vía unilateral y afirma que el independentismo "no es suficientemente poderoso" para lograr la república catalana

3 min

La ponencia que ERC "Hagamos república" debatirá en una conferencia política el 30 de junio y el 1 de julio constata que la república catalana no existe y defiende sumar nuevos apoyos en torno "al derecho a decidir" para conseguir la independencia en el futuro, según se deprende del texto. El documento defiende que el 'octubre catalán' --en alusión a la celebración del referéndum del 1 de octubre-- fue exitoso, pero admite: "No se ha traducido en el nacimiento de la República catalana".

Además, interpreta que el independentismo representa el 50 por ciento de la sociedad catalana, pero añade que es una "proporción insuficiente cuando de lo que se trata es de que la República nazca por medios estrictamente cívicos, pacíficos y democráticos". "Y la realidad es que hoy en día el independentismo no es suficientemente poderoso, aún, como para convertir Cataluñaa en una República independiente", concluyen los republicanos, que han dado a la militancia hasta el 17 de mayo para presentar enmiendas al texto.

Rechazo a la vía unilateral

La ponencia rehúye la apuesta por lograr la independencia de forma unilateral, y considera estéril y contraproducente el debate binario entre unilateralidad versus bilateralidad, concluyendo que "los procesos de cambio profundo son necesariamente multilaterales".

ERC esgrime que "los actos unilaterales por parte del movimiento independentista son solo una pequeña parte de una dinámica mucho más compleja" y aboga por negociar con el Estado y por recordar que hay otros actores con influencia como otros países, organizaciones internacionales, empresas y sindicatos, entre otros.

Oferta de diálogo

"ERC, pese al sufrimiento que están generando las políticas opresoras del Estado, se mantiene firme en la oferta de diálogo y en la necesidad de negociar de manera multilateral una resolución pactada a la situación política", sentencian los republicanos.

El partido que lidera Oriol Junqueras admite que la república no es una realidad, pero rechaza que eso sea una victoria del Gobierno: "No tengamos ninguna duda, aún no hemos sido capaces de hacer realidad la República catalana, pero el Estado español está completamente deslegitimado a ojos de buena parte de la ciudadanía".

Mantiene su apuesta por la independencia y aboga "por recobrar sinergias y complicidades con aquellos sectores que, favorables a los principios del derecho a decidir, no han querido acabar de comprometerse con la estrategia para obtener la República catalana". ERC considera que tiene que ampliar la mayoría social a favor de la independencia.